Anisakis spp. - Examen macroscópico y microscópico; Identificación molecular de especie (secuenciación).

 

La Anisakidosis o anisakiasis, es una zoonosis marina provocada por las larvas de nemátodos de varias especies de Anisakidae (anisákidos) Las especies que se han encontrado afectando a personas son: Anisakis simplex, Anisakis pegreffii, Pseudoterranova decipiens, Contracaecum osculatum e Hysterothylacium auctum/aduncum). Otras especies son: Anisakis typica, Anisakis physeteri, Anisakis schupakovi, Anisakis ziphidarum, Pseudoterranova ceticola, Pseudoterranova krabbei. Los nemátodos adultos parasitan el intestino de varias especies de mamíferos marinos (hospedador definitivo), principalmente cetáceos. Con las heces de estos mamíferos marinos se eliminan los huevos que desarrollan la primera fase larvaria, que cuando eclosiona son ingeridas por algunos crustáceos microscópicos marinos (p. ej. Euphasia spp. y Trysanoessa spp.), donde se desarrolla la segunda fase larvaria (primer hospedadores intermediario). Estos crustáceos, en la cadena trófica marina, son ingeridos por peces o cefalópodos (calamares, sepia, pulpo, …) (segundo hospedador intermediario), en los que se desarrolla la tercera fase larvaria que se encapsula en varios tejidos, principalmente mesenterio e hígado, pero también en músculos, como ocurre con Anisakis simplex. Cuando estos peces o cefalópodos son ingeridos por los mamíferos marinos, se desarrolla la cuarta fase larvaria que da lugar a los correspondientes adultos en el intestino, completando su ciclo biológico.

 

Las personas se infectan cuando ingieren peces o cefalópodos crudos, poco cocinados o marinados. En los afectados de anisakidosis (anisakiasis), las larvas ingeridas, migran desde la luz del intestino delgado, penetran en la mucosa y submucosa, provocando inicialmente molestias y/o dolor abdominal. Posteriormente dan lugar a granulomas eosinófilos con molestias dependiendo de su localización de migración, y a cuadros alérgicos. En las personas sensibilizadas, la ingestión de los antígenos de anisákidos, aunque no estén viables pueden provocar reacciones alérgicas por hipersensibilidad mediada por IgE.

 

            La detección de larvas en tejidos de peces o cefalópodos, puede realizarse por los siguientes métodos:

 

·         Visualización microscópica directa de larvas.

 

·         Visualización microscópica de larvas tras digestión pépsica.

 

·         Visualización fluorescente tras maceración.

 

·         Identificación molecular de especie.

 

Pruebas realizadas en IVAMI:

            En IVAMI realizamos la detección de larvas de anisákidos en tejidos de peces y cefalópodos, por visualización microscópica tras digestión pépsica, visualización fluorescente, e identificación molecular.

 

Helminto obtenido de un hígado de rape, recibido vivo en IVAMI e identificado como larva de Pseudoterranova decipiens.

 Valencia Bétera Anisakis Pseudoterranova decipiens xx 09 15 01

Valencia Bétera Anisakis Pseudoterranova decipiens xx 09 15 02

 Valencia Bétera Anisakis Pseudoterranova decipiens xx 09 15 03