Anellovirus II (Torque Teno virus –TTV-, Torque Teno Midi virus TTMDV-, y Torque Teno Mini virus –TTMV-): Presencia en líquidos biológicos y tejidos. Virus huérfano en busca de enfermedad. Diagnóstico molecular (PCR).

Información (29-11-14)

Los anellovirus fueron descubiertos en 1997, en un paciente que padecía una hepatitis non A-G postransfusional, y se denominó inicialmente Torque Teno virus (TTV). Posteriormente, se encontró un virus similar con un genoma menor y se denominó Torque-Teno Mini virus (TTMV); y en 2007, un virus con un genoma de tamaño intermedio entre los dos anteriores que se denominó Torque Teno Midi virus (TTMDV).

Estos virus (TTV, TTMDV y TTMV), son virus desnudos, con genoma de ADN monocatenario, circular de sentido negativo (ss –DNA). Actualmente se agrupan en la familia Anelloviridae, en tres géneros: AlphaTorquevirus –virus TTV- (genoma 3,8 a 3,9 kb); betaTorquevirus –TTMV- (genoma 3,2 kb); y gammaTorquevirus –TTMDV- (genoma 2,8 a 2,9 kb).

Aunque inicialmente se relacionó con la hepatitis postransfusional, esa relación se ha descartado posteriormente. Actualmente, se considera un virus huérfano (Orphan virus), en busca de enfermedad, ya que se ha encontrado en muchas muestras biológicas líquidas, y en muestras tisulares, como plasma, suero, aspirado nasofaríngeo, saliva, médula ósea, leche materna, ganglios linfáticos, parénquima pulmonar, hígado, bazo, páncreas, riñón, semen, líquido cervical, bilis, …. Además, se ha encontrado ADN bicatenario del virus en hepatocitos, células de médula ósea, células mononucleares en sangre periférica –PBMCs-, etc., como indicativo de su replicación en tales células.

Se ha encontrado mayor carga viral en pacientes con procesos febriles,    bronconeumonía, miopatías inflamatorias idiopáticas intensas, pacientes con leucemia linfocítica crónica y policitemia vera, periodontitis en tejidos gingivales, etc., como indicativo que en los procesos inflamatorios se facilitase la replicación viral.

En las primeras etapas de la vida, en recién nacidos normales, parece alcanzar una mayor incidencia a los 42 meses de edad (90% poseen el virus, comparado con el 6% y 34% al mes de vida y a los 4 meses, respectivamente). Estos hallazgos indican una transmisión interhumana en los primeros meses de vida, admitiéndose que la principal vía de transmisión serían las secreciones respiratorias. Además, se admiten otras vías de transmisión, fecal-oral, contacto madre-hijo, contactos familiares, e incluso, aunque en muy baja proporción, la vía vertical madre-feto.

Pruebas realizadas en IVAMI:

Detección por PCR.

Muestra recomendada:

Cualquier muestra líquida o tisular puede ser procesada para Anelovirus (TTV, TTMV, o TTMDV): depositar 1 a 2 mL de muestra líquida en un tubo o en un recipiente estéril, preferiblemente de polipropileno para evitar la rotura, conteniendo 3 mL de un medio de transporte universal, o biopsia tisular.

Conservación y envío de la muestra:

Refrigerada (preferido) durante menos de 2 días.
Congelada: más de 2 días.

Plazo de entrega:

PCR para dianas moleculares: 48 a 72 horas.

Coste de la prueba:  

Consultar a ivami@ivami.com

Servicio recogida de muestra (incluido sólo en España Península):

Solicitar envío de mensajero al teléfono 96-169 17 02.