Información general Sistema de calidad
(ISO 17025)
Resultados de pruebas
en tiempo real (sólo clientes)
Contactar

Cardio-Facio-Cutáneo, Síndrome… - (Cardiofaciocutaneous syndrome) - Genes BRAF, KRAS, MAP2K1 y MAP2K2.

Cardio-facio-cutáneo, Síndrome … (Cardiofaciocutaneous syndrome) – Genes BRAF, KRAS, MAP2K1 y MAP2K2. 

El síndrome Cardio-Facio-Cutáneo (CFC) es una alteración congénita multisistémica, caracterizada por su asociación a diversas anomalías características (cardíacas, faciales y ectodérmicas) y discapacidad intelectual. Las anomalías cardíacas más frecuentes incluyen estenosis pulmonar, cardiomiopatía hipertrófica y defectos del tabique auricular. Entre las ectodérmicas destacan el pelo ralo, piel seca y áspera, palmas de las manos y plantas de los pies arrugadas, disminución o ausencia de pestañas y cejas, y la existencia de lesiones cutáneas hiperqueratósicas. Por su parte, los rasgos faciales característicos incluyen una frente alta que se estrecha en las sienes, nariz corta, hipertelorismo ocular, comisuras de los ojos dirigidas hacia abajo, ptosis palpebral, una barbilla pequeña, cara ancha y alargada, y orejas de implantación baja. En general, los recién nacidos tienen hipotonía, dificultades en la alimentación y retraso del crecimiento. Otros signos y síntomas adicionales en niños y adultos pueden incluir macrocefalia, estatura baja, problemas con la visión y convulsiones. 

Los signos y síntomas del síndrome Cardio-Facio-Cutáneo se superponen significativamente con las de otras dos alteraciones genéticas, el síndrome de Costello y el síndrome de Noonan. Las tres enfermedades se distinguen por su causa genética y por algunos signos y síntomas específicos. A diferencia del síndrome de Costello, que aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer, el cáncer no parece ser una característica importante de síndrome Cardio-Facio-Cutáneo.

El síndrome Cardio-Facio-Cutáneo puede ser debido a mutaciones en varios genes. Las mutaciones en el gen BRAF, situado en el brazo largo del cromosoma 7 (7q34) representan entre el 75% y el 80% de todos los casos. Las mutaciones en los genes MAP2K1, situado en el brazo largo del cromosoma 15 (15q22.1-q22.33) y MAP2K2, situado en el brazo corto del cromosoma 19 (19p13.3), representan entre el 10% y el 15%. Los cambios en el gen KRAS,  situado en el brazo corto del cromosoma 12 (12p12.1), constituyen menos del 5% de los casos.


Estos genes, codifican proteínas que actúan juntas para transmitir señales químicas desde el exterior de la célula al núcleo celular. Esta vía de señalización química, conocida como la vía RAS/MAPK, es esencial para el desarrollo normal antes del nacimiento,  ayudando a controlar el crecimiento, la proliferación, la diferenciación, el movimiento y la apoptosis celular.


Se han identificado al menos 48 mutaciones en el gen BRAF, 9 mutaciones en el gen MAP2K1, 13 mutaciones en el gen MAP2K2 y varias mutaciones en el gen KRAS, responsables del síndrome Cardio-Facio-Cutáneo. Las mutaciones en cualquiera de estos genes, dan lugar a una proteína hiperactiva, lo que altera la señalización química durante el desarrollo. La señalización alterada interfiere con el desarrollo de muchos órganos y tejidos, lo que lleva a los signos y síntomas de la enfermedad. Algunas personas con los signos y síntomas del síndrome Cardio-Facio-Cutáneo no tienen una mutación identificada en los genes BRAF, MAP2K1, MAP2K2, o KRAS. En estos casos, los individuos afectados pueden tener el síndrome de Costello o el síndrome de Noonan, que también son causadas por mutaciones en los genes implicados en la señalización RAS/MAPK. Las proteínas codificadas a partir de estos genes son parte de la misma vía de señalización química, lo que ayuda a explicar por qué las mutaciones en diferentes genes pueden causar alteraciones con signos y síntomas similares.

El síndrome Cardio-Facio-Cutáneo se considera una enfermedad autosómica dominante, lo que significa que una copia de un gen alterado en cada célula es suficiente para causar la alteración. Otros casos son provocados por nuevas mutaciones genéticas y ocurre en personas sin antecedentes de la enfermedad en su familia. En unos pocos casos, una persona afectada hereda la enfermedad de un padre afectado.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con el síndrome Cardio-Facio-Cutáneo (CFC), mediante la amplificación completa por PCR de los exones de los genes BRAF, KRAS, MAP2K1 y MAP2K2, respectivamente, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).

 
<<Volver