Print

Donovanosis / Granuloma inguinale (Klebsiella granulomatis, previously Calymmatobacterium granulomatis) - Molecular diagnosis (PCR)

[Donovanosis / Granuloma inguinal (Klebsiella granulomatis, antes Calymmatobacterium granulomatis) - Diagnóstico molecular (PCR)]

 

If you are interested in the English text, please ask to ivami@ivami.com

La donovanosis (granuloma inguinal) es una de las cinco causas de úlceras genitales junto a herpes genital (Herpes simplex virus), la sífilis (Treponema pallidum), el linfogranuloma venéreo (Chlamydia trachomatis serv L1, L2 o L3) y el chancro blando por Haemophilus ducreyi.

Este proceso es una infección de transmisión sexual rara, que actualmente tiene mayor prevalencia en Sudáfrica, India, Brasil, Papua-Nueva Guinea y Australia, aunque en este último país su incidencia ha disminuido. Es producido por Klebsiella granulomatis comb. nov. (previamente Calymmatobacterium granulomatis y Donovania granulomatis), que fue incluido en el género Klebsiella por su elevada homología genómica con especies de Klebsiella en muchos de sus genes. Sin embargo, otros estudios argumentan a favor de continuar en el género Calymmatobacterium ya que carece de algunos genes propios de Klebsiella como el regulón de sacarosa. Gracias a estas diferencias, es posible diferenciar de otras especies de Klebsiella porque ambas poseen el gen phoE, mientras que Klebsiella posee el gen scrA, y K. (C.) granulomatis carece de él.

La infección tiene un periodo de incubación prolongado de unos 50 días. Inicialmente se manifiesta por pápulas genitales que progresan a úlceras en el lugar de la inoculación, que suele ser en el área genital pero que también pueden ser extragenitales en el 6% de los casos (oral, anal, …). Las úlceras aumentan de tamaño y finalmente dan lugar a cuatro tipos de lesiones: 1) ulcerogranulomatosa, el tipo más frecuente con úlceras rojizas que sangran al tocarse; 2) hipertrófica, con un borde irregular elevado; 3) necrótica, con úlcera maloliente causante de destrucción tisular; y 4) esclerótica o cicatricial, con tejido fibroso o cicatricial. A continuación, se desarrolla una adenopatía local prominente con lesiones ulcerativas en la piel por encima del nódulo. En ausencia de tratamiento, la enfermedad puede extenderse localmente provocando linfedema e incluso mutilación genital. Existen descripciones de posible transmisión a recién nacidos durante el nacimiento.

Métodos de diagnóstico

El método de diagnóstico a emplear depende de las posibilidades de cada laboratorio, pero hoy día se recomienda utilizar el diagnóstico molecular para confirmar el diagnóstico clínico.

 

Tratamiento

 

Actualmente, el tratamiento más recomendado es azitromicina, 1 g semanal hasta la curación completa. Otras alternativas son azitromicina 500 mg diarios; cotrimoxazol 160/800 mg, dos veces al día; doxiciclina 100 mg dos veces al día; eritromicina 500 mg cuatro veces al día; o gentamicina 1mg/kg cada 8 horas. El tratamiento debe mantenerse hasta la curación y si esta no se alcanza a las 6 semanas, se recomienda realizar una biopsia para excluir que se trate de un carcinoma.

 

Pruebas realizadas en IVAMI:

Muestra recomendada:

 

 

Conservación y envío de la muestra:

 

 

Coste de la prueba: