Print

Ambulances: Contamination and infection control in ambulances

[Ambulancias: Control de contaminaciones e infecciones en ambulancias]

If you are interested in the English text, please ask to ivami@ivami.com

Las ambulancias se consideran una fuente potencial de diferentes patógenos microbianos por transportar pacientes desde un lugar a un Centro Sanitario. Las ambulancias no sólo se trasladan pacientes, sino que también entran en contacto con personal médico, sanitario o paramédico, así como a veces los familiares del paciente. Todas estas personas pueden exponerse a varios microorganismos algunos de los cuales pueden causar infecciones y enfermedades.

Algunas medidas de precaución universal de infecciones y el uso de equipos desechables reducen el riesgo tanto para los pacientes como para las demás personas que lo atienden durante el traslado. Las ambulancias son vulnerables a la contaminación a partir de sangre, secreciones y otros productos potencialmente infecciosos. 

Por estas razones, habitualmente, se utilizan medidas de control de las contaminaciones para prevenir que las ambulancias puedan transmitir microorganismos infecciosos al personal que atiende al paciente trasladado, a los pacientes o a sus familiares.

Existen muchos programas de control de las infecciones hospitalarias. Sin embargo, las ambulancias no han recibido la atención necesaria como fuente potencial de infecciones pre-hospitalarias, por lo que deben considerarse a la hora de estudiar todas las causas de infecciones relacionadas con la atención sanitaria (HAI: Health care Associated Infections).

El control de la presencia de microorganismos potencialmente patógenos en las ambulancias debe incluir la evidencia de la prevalencia de microorganismos en varias localizaciones de una ambulancia, y además el efecto de las medidas tomadas para su control.

Entre las medidas posibles se pueden considerar: 1) la identificación de los microorganismos presentes y de la eficacia de los métodos de limpieza-desinfección o de fumigación; 2) el control de los métodos utilizados para la desinfección; y 3) la identificación de los incidentes de infección hospitalaria ocurrida por el traslado del paciente en una ambulancia. De estas tres posibilidades la primera de ella es la más apropiada para el control de los métodos aplicados para la desinfección de las ambulancias.

Lógicamente, es imposible controlar todos los posibles puntos que, de manera directa o indirecta, pueden ser fuente de microorganismos, por lo que se deben elegir aquellos más propensos. Estos puntos, pueden elegirse en la cabina del conductor y en la zona del paciente, o en caso de limitación, únicamente en la zona del paciente. En esta última pueden ser: a) regulador de apertura/cierre del medidor de caudal de oxígeno; b) manilla interior de la puerta trasera o de la puerta lateral; c) interruptor de luz; d) asas de sujeción de las camillas. Según las limitaciones en el número de pruebas a realizar se recomienda, basado en varios estudios publicados, elegir en el orden indicado.

En general, las ambulancias son limpiadas con soluciones desinfectantes, excepto en los casos de fallecimiento de pacientes, o infección conocida en un paciente trasladado, en cuyo caso se realiza la fumigación.

Muestra recomendada:

 

 

Pruebas realizadas en IVAMI:

 

Conservación y envío de la muestra:

 

 

Plazo de entrega:

 

 

Coste de la prueba: