Print

Buschke-Ollendorff syndrome (Dermatofibrosis lenticularis disseminata) LEMD3 gene.

[Buschke-Ollendorff, Síndrome de...; Dermatofibrosis lenticular diseminada con osteopoiquilosis (Buschke-Ollendorff syndrome) - Gen LEMD3]

If you are interested in the English text, please ask to ivami@ivami.com.           

El síndrome de Buschke-Ollendorff, también conocido como dermatofibrosis lenticular diseminada con osteopoiquilosis, es un proceso hereditario caracterizado por el desarrollo de nevus en el tejido conectivo y el desarrollo de osteopoiquilosis. Los nevus del tejido conectivo son pequeñas tumoraciones no cancerosas de la piel que suelen aparecer en la infancia. La forma más frecuente de estos nevus son los elastomas y con menos frecuencia los colagenomas. La osteopoiquilia es una anomalía esquelética caracterizada por áreas pequeñas y redondas de una mayor densidad ósea que aparecen como manchas brillantes en las radiografías, que generalmente aparecen cerca de los extremos de los huesos largos y en los huesos de manos, pies y pelvis. Las áreas de mayor densidad ósea aparecen durante la infancia, no provocando dolor u otros problemas de salud.

           

El síndrome Buschke-Ollendorff se produce como consecuencia de mutaciones en el gen LEMD3 (LEM domain containing 3), situado en el brazo largo del cromosoma 12 (12q14.3), que codifica proteínas de la membrana interna de la envoltura nuclear. La proteína LEMD3 ayuda a controlar dos vías de señalización química denominadas vía del factor de crecimiento transformante beta (TGF-β) y vía de la proteína morfogenética ósea (BMP). A través de estas vías se activan las proteínas Smad, que se unen a áreas específicas de ADN activando ciertos genes. El TGF-β y BMP regulan diversos procesos celulares, incluyendo el crecimiento, proliferación, diferenciación y la apoptosis celular, y están involucrados en el crecimiento del hueso.

Se han identificado al menos 23 mutaciones en el gen LEMD3 responsables del desarrollo del síndrome de Buschke-Ollendorff. Cada una de las mutaciones del gen anula la síntesis proteica de LEMD3 funcional a partir de una copia del gen en cada célula, reduciéndose la síntesis proteica a la mitad. Esta deficiencia proteica es la responsable de la falta de control de BMP y TGF-β, lo que lleva a un aumento de la señalización de estas vías y por tanto a la formación de tejido óseo, dando lugar a zonas de tejido óseo excesivamente densas. Las mutaciones del gen LEMD3 originan osteopoiquilosis. Ocasionalmente, se produce osteopoiquilia con otra anomalía esquelética grave denominada melorreostosis. Esta anomalía provoca que las capas exteriores de los huesos se vuelvan excesivamente gruesas y densas. La melorreostosis puede estar asociada con dolor, rigidez y el movimiento articular restringido que empeora con el tiempo.           

Esta alteración se hereda con un patrón autosómico dominante, lo que significa que una copia del gen alterado en cada célula es suficiente para expresar el síndrome. En muchos casos, una persona afectada tiene un progenitor y otros miembros de la familia con la alteración. Aunque la mayoría de los individuos con síndrome de Buschke-Ollendorff tienen tanto nevus del tejido conectivo como osteopoiquilosis, algunas familias afectadas incluyen personas que tienen las alteraciones cutáneas aisladas, o las anomalías óseas aisladas. Cuando se produce osteopoiquilosis sin nevus del tejido conectivo, la alteración se denomina osteopoiquilosis. 

Pruebas realizadas en IVAMIen IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas con el síndrome de Buschke-Ollendorff, mediante la amplificación completa por PCR de los exones del gen LEMD3, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadassangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).