Instituto Valenciano de Microbiología
(IVAMI)

Masía El Romeral
Ctra. de Bétera a San Antonio Km. 0,3
46117 Bétera (Valencia)
Tel. 96 169 17 02
Fax 96 169 16 37
Email: 
www.ivami.com
CIF B-96337217

Imprimir

Método de prueba estándar para la evaluación microbiana de materiales de embalaje porosos (método de la cámara de exposición)- ASTM F1608 − 21 [Standard Test Method for Microbial Ranking of Porous Packaging Materials (Exposure Chamber Method)].

Prueba con el certificado de Buenas Prácticas de Laboratorio (BPLs).

La norma ASTM F1608 describe una prueba para determinar la penetración de bacterias transportadas por el aire a través de materiales porosos utilizados en el envasado de productos sanitarios estériles. Se entiende como material de envasado poroso, un material utilizado en los envases médicos, que está destinado a proporcionar una barrera ambiental y biológica, al mismo tiempo que permite un flujo de aire suficiente para los procedimientos de esterilización gaseosa como, por ejemplo, óxido de etileno, vapor o plasma gaseoso.

Este ensayo está diseñado para evaluar materiales en condiciones que permiten detectar el paso de esporas bacterianas a través del material sometido a la prueba. Para ello, el material se expone a un aerosol de esporas de Bacillus atrophaeus. La exposición se realiza en una cámara que consta de dos partes principales, una superior y una inferior. Las esporas son nebulizadas en la parte superior de la cámara de prueba con un nebulizador que genera un aerosol bacteriano que se distribuye por toda la cámara con un ventilador. La parte inferior de la cámara de prueba dispone de varios puertos de salida destinados a colocar las muestras sometidas al ensayo y los controles. En cada uno de los puertos de salida, se dispone un sistema de filtración cada uno con su propia membrana de filtración. En los puertos de salida para las muestras de ensayo, sobre la membrana de filtración se coloca la muestra de ensayo. Al establecer un flujo de aire a través de las muestras de 2,8 L/min durante 15 minutos, si las esporas pasan a través de una muestra porosa se recogen en las membranas filtrantes. Debe someterse a la prueba un mínimo de dos muestras por cada material, aunque se recomienda utilizar un número mayor de muestras de cada material. Otros dos puertos de salida se utilizan como control de inóculo utilizado y control negativo de crecimiento. Para ello, en estos puertos de salida se colocan dos membranas filtrantes superpuestas, una sobre otra. La membrana filtrante superior corresponde al control de inóculo (N0) ya que se utiliza para determinar el inóculo de esporas al que se expone cada muestra (al quedar retenidas las esporas en esta primera membrana), mientras que la membrana filtrante inferior, corresponde al control negativo de crecimiento, ya que a ella no deben llegar esporas al ser retenidas en la membrana superior. También, puede incluirse un puerto de control positivo de penetración, en los que se coloca un material que se conozca que permite el paso de un determinado nivel de esporas. Después de finalizar el flujo de aire, se recuperan cada una de las membranas filtrantes de cada una de las muestras y se extraen las esporas contenidas en ellas, mediante su cultivo cuantitativo para determinar el número de esporas en cada membrana. Con el recuento obtenido se determinan las UFC que han pasado a través de cada muestra de material de ensayo (N1), las recogidas en la membrana de control de inóculo (N0), en el control negativo y las que hubiesen atravesado el control positivo de penetración, si se incluye. La capacidad de un material de envasado para resistir el paso de los microorganismos se expresa como el valor de reducción logarítmica (LRV, de sus siglas en inglés). El LRV se calcula comparando el logaritmo del número de esporas que atraviesan el material poroso con el logaritmo del control de inóculo (LVR= log N0 - log N1). Los resultados también pueden expresarse como el porcentaje de esporas retenidas por un material de prueba.

Los datos obtenidos de esta prueba son útiles para evaluar el potencial relativo de un material poroso para permitir la pérdida de esterilidad del contenido del envase. Si un material de envasado no permite el paso de esporas, todo lo que se puede afirmar es que tiene mejor resistencia a la penetración en las condiciones de ensayo.

La norma establece un conjunto de parámetros para realizar el ensayo: un inóculo microbiano de 1 x 106 UFC por puerto de muestra, un caudal a través de la muestra de ensayo de 2,8 L/min, y un tiempo de exposición de 15 min. Sin embargo, establece que, tras realizar la prueba bajo estas condiciones, se pueden modificar estas condiciones de ensayo, si se consideran otras condiciones más adecuadas para determinar si el material poroso de ensayo es adecuado para el uso destinado del producto.

Para realizar la prueba se requiere suficiente cantidad del material de prueba para preparar un mínimo de 6 muestras de un tamaño aproximado de 50 mm de diámetro, o bien un número de muestras superior proporcional al número de ensayo de exposición solicitados. Por lo general, los discos de muestra se esterilizan antes de la prueba utilizando un método de esterilización apropiado para el material ensayado, que debe ser indicado por cliente. Debe indicarse en el formulario de petición el método apropiado para la esterilización o enviarse los discos del material de prueba ya preparados y esterilizados. Los materiales también pueden probarse antes o después de que se sometan a determinadas condiciones ambientales, como calor o frío, humedad relativa, diferentes procesos de esterilización, o de envejecimiento acelerado. En caso de requerirse utilizar un control de material poroso permeable a microorganismos, debe ser proporcionado por el cliente.