Instituto Valenciano de Microbiología
(IVAMI)

Masía El Romeral
Ctra. de Bétera a San Antonio Km. 0,3
46117 Bétera (Valencia)
Tel. 96 169 17 02
Fax 96 169 16 37
Email: 
www.ivami.com
CIF B-96337217

Imprimir

UBA: 2013. Evaluación de la eficacia de desinfectantes en la producción de agua potable o en las redes de distribución de aguas potables. Actividad bactericida y viricida (basado en Umwelt Bundesamt–German Federal Environment Agency). 

[Quantitative determination of the efficacy effect of disinfectants that are introduced into water intended for drinking water production, or into drinking water in the distribution network. Bactericidal and virucidal activity (based on Umwelt Bundesamt–German Federal Environment Agency)].

Prueba no acreditada en nuetro laboratorio..

 Los principales patógenos que pueden propagarse por el agua pertenecen a las bacterias (como Campylobacter y E.coli enterohemorrágico), virus (incluyendo Norovirus, Adenovirus y virus de la hepatitis) y parásitos (como Cryptosporidium y Giardia). Los desinfectantes de agua potable deben aplicarse en el volumen mínimo esencial para lograr el efecto deseado y bajo condiciones que optimicen su eficacia. Actualmente, no existen desinfectantes disponibles que eliminen los ooquistes de Cryptosporidium y los quistes de Giardia en las concentraciones habitualmente empleadas para la desinfección del agua potable y, por ello, que este grupo no es considerado en este método de prueba.

El método UBA describe un equipo y procedimiento de ensayo para evaluar si un desinfectante tiene suficiente efecto bactericida y viricida para una aplicación segura en el suministro de agua potable. Para simular las condiciones de tratamiento del agua potable, el ensayo se realiza en un sistema de pruebas con flujo continuo de agua, que simula las condiciones de aplicación en plantas de agua en la práctica real. El sistema de pruebas consiste en una larga tubería de PVC (140 metros) por la que circula agua con un flujo continuo (400 ± 20 L/hora) en la que se dosifican los organismos de prueba y el desinfectante. El sistema consta de grifos de muestreo en diferentes posiciones de la tubería que representan diferentes tiempos de contacto del desinfectante con el microorganismo de ensayo. Después de pasar por el sistema de prueba, el agua de prueba se desecha. El agua del ensayo debe estar a una temperatura de 15ºC ± 2ºC, tener un pH de 7,5 ± 0,2 y 2 mg/L ± 0,3 mg/L de carbono orgánico disuelto. En primer lugar, se añaden los microorganismos de ensayo en el agua (Escherichia coli y Enterococcus faecium para la actividad bactericida, y los bacteriófagos MS2 y PRD1 para la actividad viricida), y se comprueba su concentración tomando una muestra del agua con los microorganismos en el grifo 0 (control negativo sin desinfectante). Posteriormente, se inyecta el desinfectante en el flujo de agua. Los organismos y el desinfectante se mezclan completamente con el agua ya que el pequeño diámetro de la tubería de pruebas asegura un flujo turbulento. Se toman muestras en tres grifos de muestreo definidos que corresponden a determinados tiempos de contacto (grifo 1: 25 seg, grifo 2: 10 min y grifo 3: 25 min), se neutralizan las muestras para detener la acción del desinfectante y se determinan las concentraciones de los microorganismos de ensayo. Se calculan las reducciones obtenidas para cada uno de los microorganismos de ensayo. De acuerdo con el método UBA, deben realizarse dos réplicas de cada ensayo, y con la media de los resultados de las mismas, determinar si la sustancia o producto de ensayo presenta actividad bactericida y/o viricida.

De acuerdo con el método UBA, una sustancia o producto de ensayo posee actividad bactericida cuando reduce la concentración de células bacterianas de las cepas Escherichia coli y Enterococcus faecium en al menos 2 log tras un tiempo de contacto de 10 minutos, y al menos 4 log tras 25 minutos. Una sustancia o producto de ensayo posee actividad viricida cuando reduce la concentración de los bacteriófagos MS2 y PRD1 en al menos 2 log tras un tiempo de contacto de 10 minutos, y al menos 4 log tras 25 minutos.

Debe también determinarse la concentración de la sustancia o producto de prueba en los grifos de muestreo, para medir la pérdida del desinfectante, respecto a la concentración adicionada. Un requisito previo indicado por el método UBA para la determinación de los efectos bactericidas o viricidas es que la sustancia a analizar sea medida cuantitativamente a costes razonables y que su efecto pueda ser neutralizado en un corto periodo de tiempo. Antes de enviar un producto para su ensayo, debe comprobar que el laboratorio posee el equipo para la medición de la sustancia o producto de prueba que desea analizar.