ISO 846-Acción de microorganismos sobre plásticos. UNE-EN ISO 846:1998. Plásticos. Evaluación de la acción de microorganismos [Action of microorganisms on plastics. UNE-EN ISO 846:1998. Plastics. Evaluation of the action of microorganisms]. 

Prueba acreditada por ENAC.

Esta norma determina la acción de los microorganismos (hongos, bacterias o microorganismos del suelo) sobre materiales plásticos, deteriorándolos, bien al ser utilizados sus componentes como nutrimentos por los microorganismos, o por alterarse su aspecto debido al efecto de algunos metabolitos de los microorganismos sobre el color u otras características del plástico. En este ensayo se exponen piezas de plástico a la acción de hongos, de bacterias, o de un suelo microbiológicamente activo, durante unos periodos de tiempo especificados, y en unas condiciones definidas de humedad y de temperatura. Después de la exposición, las piezas de plástico son evaluadas antes y/o después de la limpieza mediante un examen visual y/o determinando cualquier variación en la masa u otras propiedades físicas, comparando las piezas de plástico expuestas al ataque biológico con las no expuestas. Las piezas de plástico deben ser aportadas por el fabricante y serán de 0,5 mm de espesor máximo y 30 a 60 mm de lado cuando deban medirse variaciones en el espesor; y de 0,5 a 2 mm de espesor y 30 a 60 mm de lado cuando deban medirse variaciones de su masa. El número mínimo de piezas, para las pruebas evaluadas mediante examen visual debe ser de 15 por muestra y por cada método de ensayo (mínimo 5 –cinco- especies de hongos para los métodos A, B, B´ y 1 –una- especie de bacteria para el método C), y de 18 piezas cuando deba determinarse la variación en la masa. La resistencia puede determinarse de varias formas: método A (efecto de hongos, exponiendo el plástico a esporas de hongos en un medio de cultivo incompleto sin fuente de carbono, con lo que los hongos sólo pueden crecer y desarrollar micelios a expensas del material plático); métodos B y B´ (efecto fungistático de hongos, exponiendo el plástico a esporas de hongos en un medio completo en el que se desarrolla el hongo, con lo que los metabolitos del hongo podrían degradar el plástico; si existiese una inhibición del hongo se debería a un efecto fungistático o fungicida del plástico sobre el hongo; el método B´ se diferencia del método B, en que aquel realiza la exposición de las piezas cuando el cultivo está completamente desarrollado); método C (similar al método A, pero utilizando bacterias en lugar de esporas de hongos); método D (enterrando las piezas de plástico en un suelo natural con una capacidad de retención de agua conocida. Hongos utilizados (mínimo 5 especies): Aspergillus niger, Penicillium funiculosum, Paecilomyces variotti, Gliocladium virens y Chaetomium globosum; pueden utilizarse otras especies elegidas por el cliente en caso necesario; para el efecto sobre componentes electrónicos deben utilizarse las cuatro especies primeras indicadas, y Aspergillus terreus, Aureobasidium pullulans, Penicillium ochrochloron y Scopulariopsis brevicaulis); bacterias utilizadas (Pseudomonas aeruginosa). El tiempo mínimo de seguimiento para los métodos es de 4 semanas, pudiendo incrementarse de acuerdo con los requerimientos del cliente. Para la evaluación del resultado en las pruebas con hongos se realiza un examen visual y con microscopio estereoscópico asignándose una gradación de 0 a 5, según la ausencia o intensidad del crecimiento grado. Para las variaciones de masa las piezas una vez limpias y secas deben pesarse con una aproximación de 0,1 mg, y realizarse los cálculos correspondientes. Las intensidades de crecimiento obtenidas permiten establecer una interpretación de la ausencia o presencia, y ente caso de la cuantía, de sustancias nutritivas para microorganismos en el plástico.