ASTM G 21 - Método estándar para determinar la resistencia de los materiales poliméricos sintéticos a los hongos (Standard Practice for Determining Resistance of Synthetic Polymeric Materials to Fungi). 

Prueba no acreditada por ENAC.

El ensayo ASTM G 21 determina el efecto de los hongos en las propiedades de los materiales poliméricos sintéticos en forma de artículos moldeados y fabricados, tubos, varillas, láminas y materiales formadores de películas. Los cambios en las propiedades ópticas, mecánicas y eléctricas pueden ser determinados siguiendo las normas ASTM correspondientes.

La porción correspondiente al polímero sintético de estos materiales es generalmente resistente a los hongos. Esto se debe a que el material polimérico sintético en sí no proporciona o actúa como una fuente de carbono para los hongos, que es lo que promueve su crecimiento. La mayoría de las veces, los responsables del crecimiento de hongos en los materiales plásticos son otros componentes como los plastificantes, celulósicos, lubricantes, estabilizantes y colorantes.

Tras la colonización de los materiales por los hongos podrían provocarse los siguientes efectos: el ataque de su superficie, la decoloración, la pérdida de transmisión óptica, y la remoción de plastificantes, modificadores y lubricantes susceptibles, dando lugar a un aumento de la rigidez, cambios en el peso, dimensiones y otras propiedades físicas, y el deterioro de las propiedades eléctricas como resistencia de aislamiento, constante dieléctrica, factor de potencia y fuerza dieléctrica. Otros efectos incluyen el crecimiento preferencial causado por la dispersión no uniforme de plastificantes, lubricantes y otros aditivos de procesamiento.

El método ASTM G 21 se realiza inoculando una suspensión elevada combinada de esporas de cinco especies de hongos: Aspergillus brasiliensis, Penicillium funiculosum, Chaetomium globosum, Trichoderma virens y Aureobasidium pullulans en el medio de cultivo y las piezas sometidas a la prueba. Posteriormente, las piezas de prueba, y el control positivo (control de viabilidad) se mantienen durante 28 días a una temperatura y humedad adecuadas, antes de evaluar el efecto producido.

La prueba puede incluir únicamente la valoración visual del crecimiento de hongos. Adicionalmente, se pueden evaluar las características físicas, ópticas o eléctricas de las piezas para determinar el cambio de estas propiedades.

En el IVAMI únicamente evaluamos la observación del efecto visible provocado por el desarrollo de los hongos sobre las piezas evaluadas tras cuatro semanas de enfrentamiento, codificando los efectos de 0 a 4, correspondiendo el valor 0 a la ausencia de crecimiento, y el valor 4 a el crecimiento intenso (en al menos el 60% de la superficie). En el informe se incluyen imágenes correspondientes a las afectaciones observadas.

Requisitos de muestras de ensayo para la prueba ASTM G 21

Para realizar el ensayo se precisa analizar tres piezas. Cada réplica puede ser una pieza de 50 por 50 mm, una pieza de 50 mm de diámetro o un corte de una pieza (varilla o tubo) de al menos 76 mm del material a probar. Los materiales formadores de película, como los recubrimientos, se pueden ensayar en forma de películas de un tamaño de al menos 50 por 25 mm.

           Si la muestra es diferente en sus dos caras, se evaluarán tres muestras por cada cara.