Prueba de actividad antifúngica de materiales fotocatalíticos semiconductores [norma ISO 13125: 2013 –Fine ceramics (advanced ceramics, advanced technical ceramics) Test method for antifungal activity of semiconducting photocatalytic materials].

Prueba no acreditada por ENAC.

Esta norma describe un método de prueba para determinar la actividad antifúngica de materiales que contienen un fotocatalizador o poseen una película fotocatalítica en su superficie. Para evaluar la actividad antifúngica tanto el material sometido a la prueba, como los controles son cubiertos con una suspensión conteniendo un número conocido de esporas fúngicas y se expone a radiación ultravioleta. Posteriormente, se detecta el número de las esporas que sobreviven a la exposición con radiación ultravioleta.

La norma permite evaluar varias clases de materiales destinados a varias aplicaciones en la construcción, como recubrimientos planos, láminas, tableros o placas. No se incluyen en la evaluación materiales fotocatalíticos pulverulentos, granulados, fibrosos o porosos.

En la prueba, la suspensión de esporas fúngicas se coloca sobre las piezas sometidas a ensayo tratadas con fotocatalíticos y se expone a fotoirradiación. Después de la irradiación, las esporas fúngicas se recuperan y se cultivan en un medio sólido adecuado, que es incubado para permitir el desarrollo de colonias de hongos a partir de las esporas que hayan sobrevivido. Posteriormente, se analiza el número de esporas supervivientes mediante el recuento de colonias desarrolladas en cultivo.

La actividad antifúngica de la reacción fotocatalítica se estima calculando el descenso del número de esporas supervivientes en la muestra del material fotocatalítico de prueba, comparándolo con lo ocurrido en el control de superficies del mismo material que no contiene el tratamiento fotocatalítico.

Esta norma es una adaptación del concepto metodológico de la norma ISO 27447 para actividad bactericida (acreditada en nuestro laboratorio), utilizando los mismos aparatos, piezas, un procedimiento y cálculo de resultados similares, por lo que se recomienda utilizar aquella norma como referencia.

La norma indica que para realizar la prueba se utilicen esporas de dos especies de hongos: Aspergillus niger (actualmente denominado Aspergillus brasiliensis) y Penicillium pinophilum. Todas las pruebas se realizan a 25ºC ± 5ºC. El tiempo de exposición es de un mínimo de 3 horas y un máximo de 24 horas. La intensidad de la exposición es de 0,4 y 0,8 mW/cm2.

En la prueba se utilizan piezas de 50 mm ± 2 mm de lado y como máximo 10 mm de espesor. En total se requieren 6 piezas tratadas con el material fotocatalítico y 9 piezas similares sin material fotocatalítico. Si no fuese posible disponer de piezas no tratadas, el fabricante puede justificarlo y suministrar piezas de vidrio similares en tamaño. Si no fuese posible disponer de piezas del tamaño citado sería aceptable usar otros tamaños siempre que su superficie pueda cubrirse con láminas de 400 mm2 a 1600 mm2. Las 15 piezas citadas, 3 de las tratadas y 3 de las no tratadas se utilizan para ser irradiadas una vez cubiertas por la suspensión de esporas fúngicas. Otras 3 piezas tratadas y otras 3 piezas no tratadas se utilizan como controles no expuestos a la radiación (mantenidos en oscuridad). Otras 3 piezas no tratadas se utilizan en la prueba de control de supervivencia de las esporas fúngicas tras su inoculación. No obstante, por si fuese necesario repetir alguna parte de la prueba se recomienda enviar el doble de piezas del número indicado, es decir 30 piezas (12 con tratamiento fotocatalítico y 18 sin tratamiento fotocatalítico).