ISO 22196-Prueba de actividad antimicrobiana de superficies (norma JIS Z 2801: 2010 + A: 2012 [Japanese Industrial Standard Test for Antimicrobial Activity and Efficacy] » ISO 22196:2011 Measurement of antibacterial activity on plastics and other non-porous surfaces).

Prueba acreditada por ENAC.

Esta norma determina la actividad y eficacia antimicrobiana de productos antimicrobianos en superficies plásticas y otras superficies no porosas. La norma no está dirigida a evaluar el efecto y propagación de bacterias en superficies no porosas que no contengan antimicrobianos (esta faceta se estudia en la norma ISO 846). Tampoco está dirigida a evaluar los efectos que puedan ocasionar en el material los tratamientos antibacterianos, como pudiese ser la prevención del biodeterioro o el olor, ni tampoco está dirigida a los materiales de construcción, excepto cuando éstos sean utilizados en la misma forma que los materiales tratados. También están excluidos los materiales y productos fotocatalíticos (evaluados según norma ISO 27447), y los productos textiles con tratamiento antimicrobiano, aunque serán superficies recubiertas o laminadas (norma ISO 20743). La prueba de actividad antibacteriana de superficies utiliza dos bacterias: Staphylococcus aureus y Escherichia coli. Estas bacterias deben cuantificarse y aplicarse sobre las superficies que se supone contienen el antimicrobiano, así como sobre superficies control sin antimicrobiano, para poder conocer la reducción de la carga bacteriana bajo el efecto del antimicrobiano existente en la superficie. Las superficies de los productos/materiales que deben utilizarse deben ser cuadrados de 50 milímetros de lado y un espesor recomendado de unos 10 milímetros. La norma establece una temperatura obligatoria de 35 ± 1ºC, y como opcional, además, la temperatura ambiental. En todos los ensayos deben evaluarse al menos 9 piezas por cada microorganismo (6 piezas sin tratamiento antimicrobiano para controles de recuentos bacterianos inmediatamente después de la aplicación y a las 24 horas, y 3 piezas con tratamiento antimicrobiano para recuento a las 24 horas). A partir de cada aplicación deben realizarse 5 diluciones en base 10 para poder obtener el número de bacterias presentes en cada superficie. Esto supone, que una vez estén ajustadas las condiciones del ensayo, a la hora de ser realizado, deben prepararse los siguientes cultivos: 2 bacterias diferentes x 9 piezas x 5 diluciones x 2 de recuentos duplicado = 180 cultivos. Si además se elige la temperatura ambiental, el número de cultivos a realizar sería el doble = 360. El número de piezas cortadas mínimo que deben enviar, en el caso de realizar la prueba con las dos bacterias indicadas, es 18 (9 para cada bacteria), aunque solicitamos envíe el doble de las realmente necesarias por si hubiese que repetir alguna prueba (= 36).