OECD 183. 5 - Ensayos para probar la eficacia de los cebos contra las cucarachas (Serie de Pruebas y Evaluación No. 183, Serie de Biocidas No. 5) [Assays for testing efficacy of baits against cockroaches (Series on Testing and Assessment No. 183, Series on Biocides No. 5]. 

Prueba no acreditada en nuestro laboratorio.

Esta prueba de laboratorio está destinada a evaluar la eficacia de las sustancias de prueba y/o la eficacia de los productos de prueba utilizados como cebos para el control de especies de cucarachas en ambientes interiores.

Los cebos contienen uno o más ingredientes insecticidas activos combinados con un alimento o compuesto atrayente no activo para cucarachas. Los principios activos son tóxicos con acción letal en todos los estadios móviles, o reguladores del crecimiento que actúan contra los estadios ninfales, por lo que según los principios activos conviene optar por uno u otro estadio para realizar las pruebas. Los cebos deben ser atractivos y efectivos incluso cuando existan fuentes alternativas de alimento y deben mantener su actividad insecticida, su consistencia y atracción incluso en lugares húmedos, como cocinas, baños o tuberías. El documento de orientación de la OCDE 183.5 se aplica a todos los blaticidas que son eficaces como cebos. Esto incluye formulaciones para uso en estaciones de cebo, así como las aplicadas al aire libre (por ejemplo, en grietas y hendiduras).

Las siguientes especies son candidatas para las pruebas en Europa, América del Norte, Australia y Asia debido a su importancia para la salud pública en estas regiones: Blatella germanica (cucaracha alemana), Blatta orientalis (cucaracha oriental), Periplaneta americana (cucaracha americana), Supella longipalpa (cucaracha marrón o de dormitorios), o Periplaneta australasie (cucaracha australiana, hawaiana y sureste de EE. UU.).

Debido a la especificidad de los cebos, solo deben declararse los efectos contra las especies que han sido probadas (declaraciones de especies individuales). En caso de que se deba hacer una afirmación general (como “para uso contra cucarachas”), generalmente las dos especies más prevalentes en la región son las mínimas que se deben analizar. En Europa, Blattella germanica y Blatta orientalis son las especies más prevalentes, mientras que Periplaneta americana a veces se usa como ejemplo de cucarachas grandes. Mientras que en América del Norte, Blattella germanica y Periplaneta americana son las más probadas. En nuestro laboratorio, las especies disponibles son Blatella germánica, Blatta orientalis y Periplaneta americana.

De acuerdo con la guía OCDE 183.5, para la evaluación científica de la eficacia de un producto de cebo y de la validez de los resultados de la prueba, se debe realizar un mínimo de tres repeticiones del ensayo en diferentes momentos y con diferentes lotes de cucarachas. El procedimiento que se describe a continuación incluye solo una repetición de la prueba.

Las pruebas pueden diseñarse como una prueba sin elección (no hay alimentos alternativos disponibles) o como una prueba de elección (alimentos alternativos disponibles). Se emplean pruebas de no elección para determinar si una matriz de cebo es apetecible para las cucarachas y para detectar repelencia a la matriz de cebo y/o nivel de ingrediente activo en la formulación, para seleccionar la cantidad de ingrediente activo requerida para matar cucarachas que consumen el cebo y detectar la evitación del comportamiento de un tipo de cebo o estación de cebo. Las pruebas de elección, por el contrario, brindarán conocimientos adicionales que son importantes, pero no necesariamente evidentes a partir de las pruebas de no elección; esto se relaciona particularmente con una evaluación del atractivo de los cebos de prueba en comparación con fuentes alternativas de alimentos.

Las cucarachas que se utilizan en las pruebas se crían en el laboratorio y se utilizan adultos o ninfas de etapas tempranas, medias o tardías. Para probar productos contra adultos, la OCDE No.183.5 recomienda realizar la prueba con 50 especímenes adultos (25 machos y 25 hembras para cualquiera de las tres especies); para probar productos contra adultos y ninfas tardías una mezcla de adultos y estadios ninfales tardíos (40 ninfas, 20 machos adultos y 20 hembras adultas para Blatella germanica, con ligeras variaciones en el número para otras especies), para probar productos solo contra ninfas tempranas, 50 hasta 100 ninfas (según la especie elegida).

La prueba se lleva a cabo en arenas de prueba o cámaras de prueba diseñadas para satisfacer las necesidades de las cucarachas en lo que respecta al tamaño y al escondite. Antes de la prueba, se permite que los organismos de prueba se habitúen a las arenas durante tres días. La duración recomendada de la prueba depende del tipo de cebo de prueba: 3 semanas para los insecticidas clásicos, 6-8 semanas para los inhibidores de la síntesis de quitina y 8 semanas para los juvenoides. Se dosifica un mínimo de tres grupos replicados con cada concentración de prueba. A medida que la mejora en la potencia disminuye sustancialmente a medida que el número de réplicas aumenta más allá de cinco, generalmente es suficiente realizar tres, cuatro o cinco pruebas de réplica en cada nivel de dosis. La posición del cebo se cambia simétricamente en las réplicas para minimizar los efectos potencialmente resultantes de la variabilidad de las condiciones de iluminación. Deben incluirse al menos dos controles negativos (no tratados), que sean de la misma cepa y lote que los insectos de prueba. Los controles negativos pueden igualar el cebo lo más cerca posible, excepto que no contienen el ingrediente activo si es enviado por el cliente. De no ser así, se utilizaría alimento regular como control negativo. En cada prueba se deben incluir dos réplicas del control positivo. Este debe ser preferentemente un producto registrado para el uso previsto y con el mismo modo de acción del producto a ensayar, según el esquema IRAC (IRAC 2010). El cliente debe proporcionar un control positivo comercializado con el producto de prueba.

Las pruebas se realizan a una temperatura de prueba que depende de las condiciones ambientales en las que se va a utilizar el producto (19ºC a 35-40ºC), por ejemplo alrededor de 22 ± 3°C en regiones templadas, y una humedad relativa de 55 ± 10% pero puede ser mayor para productos que se van a utilizar en zonas húmedas. Los organismos de prueba generalmente se mantienen en períodos normales de luz y oscuridad, con un mínimo de 8 horas de oscuridad cada día, pero se pueden realizar pruebas en completa oscuridad para imitar las condiciones en alcantarillas y/o entornos subterráneos.

Durante el tiempo de exposición, se deben determinar las cucarachas muertas y moribundas y realizar un seguimiento durante al menos 7 días después del final de la prueba, proporcionándoles agua y alimentación normal, para asegurarse de que las cucarachas moribundas se recuperen o no. La mortalidad se evalúa los días 1 y 2 y cada 24 horas (durante 21 días para la prueba realizada con adultos) y se registra por separado para el sexo, la etapa de desarrollo y la ubicación de los cuerpos. En caso de caída, se debe evaluar el potencial de recuperación.

Al final de la prueba, las tasas de mortalidad en los grupos tratados y de control se utilizan para calcular la eficacia del cebo. Para considerar un cebo como efectivo, se debe obtener una tasa de mortalidad corregida del 95% en una "prueba de no elección" o una tasa de mortalidad corregida del 90% en una "prueba de elección".

Variables a seleccionar por el solicitante:

  • Especies concretas que se utilizarán según el reclamo que se haga: una especie para cebos de una sola especie, o la más prevalente en la región para un reclamo general.
  • Tipo de insecticida (insecticida clásico, juvenoides o inhibidores de la síntesis de quitina).
  • Método "sin elección" o "elección".
  • Fases de los insectos que se utilizarán según la actividad de los compuestos insecticidas que contienen los cebos (adultos, adultos y estadíos ninfales posteriores, solo estadios ninfales iniciales).
  • Duración de la prueba (el tiempo recomendado según la OCDE-183 es: 3 semanas para insecticidas clásicos, 6-8 semanas para inhibidores de la síntesis de quitina y 8 semanas para juvenoides)
  • Condiciones ambientales de temperatura, humedad y fotoperiodo: por ejemplo, para regiones templadas: temperatura 22 ± 3ºC, humedad relativa 55 ± 10% y fotoperiodo normal con un mínimo de 8 horas de oscuridad cada día. Deben especificarse las condiciones para la prueba.
  • Si el producto de prueba es un cebo en gel fotosensible, debe ser notificado.
  • El cliente debe indicar si el cebo debe reponerse durante la prueba si es necesario o si el producto afirma ser eficaz usando una sola dosis.