Ecotoxicidad – Daphnia magna. Prueba de inhibición de la movilidad (Daphnia magna Acute Toxicity Test) (EN ISO 6341: 2013 o Guía OECD 202: 2004).

Esta prueba puede realizarse siguiendo la norma EN ISO 6341:2013 o la Guía OECD 202: 2004.

En esta prueba se determina la toxicidad aguda para Daphnia magna que pueden tener sustancias químicas solubles o sustancias químicas que puedan mantenerse en una suspensión estable o en dispersión. Así mismo, puede realizarse con efluentes industriales o residuales, tratados o sin tratar después de su decantación, filtración o centrifugación, con aguas superficiales o con aguas subterráneas. La prueba determina la concentración que inmoviliza el 50% de los dáfnidos expuestos a la muestra de ensayo tras 24 horas y 48 horas, proporcionando los parámetros EC50-24 h y EC50-48 h (dependiendo de los requisitos de los usuarios o de las autoridades nacionales, puede requerirse uno u otro tiempo de exposición). La prueba completa se realiza en dos fases: una primera fase o ensayo preliminar, con una réplica, donde se determina el rango de concentraciones sobre el cual se llevará a cabo el ensayo definitivo; y una segunda fase o ensayo definitivo en el que se emplean cinco concentraciones de ensayo y 4 réplicas para determinar el porcentaje de inhibición a cada concentración de ensayo y se calcula el EC50-24 h y EC50-48 h. De acuerdo con la norma EN ISO 6341: 2013, en el ensayo definitivo se deben incluir al menos 3 concentraciones con un porcentaje de inmovilización comprendido entre el 10 y el 90%, mientras que de acuerdo con la guía OECD 202: 2004, se debe incluir la concentración que causa la inmovilización del 0% y 100% de los dáfnidos. Además, todos los ensayos se incluyendo los controles positivos y negativos. Las normas incluyen la posibilidad de realizar una prueba límite para realizar ensayos biológicos de sustancias químicas, empleando una única concentración de ensayo, 100 mg/L (o la máxima concentración a la que el producto sea soluble o forme una dispersión estable en agua). No obstante, si el resultado de este ensayo indica que el porcentaje de inmovilización es superior al 10%, debe realizarse la prueba completa. Durante las pruebas debe medirse la concentración de oxígeno disuelto y pH. Debe proporcionarse, a ser posible, el método para cuantificar la sustancia química a ensayar cuando se trate de ellas (coste no incluido en el coste de la prueba).