Evaluación biológica de productos sanitarios (dispositivos médicos) - Ensayos relativos a los efectos locales después de la implantación. Implantación subcutánea (UNE-EN ISO 10993-06. 2017). [Biological evaluation of medical devices. Part 6: Tests for local effects after implantation]. 

Prueba con el Certificado de Buenas Prácticas de Laboratorio (BPLs).

La muestra de ensayo se debe implantar en los tejidos más adecuados de acuerdo con la utilización clínica prevista del material de ensayo. En IVAMI se realizan ensayos de implantación subcutánea para evaluar la respuesta biológica del tejido subcutáneo a un material implantado.

La especie animal elegida para el ensayo será conejo albino raza New Zealand, de origen conocido y con un estado de salud microbiológico definido. Se utilizarán tantos animales como sea necesario para ensayar un total de 10 réplicas de la muestra recibida y 10 controles, utilizando al menos 3 animales para evaluar el producto de ensayo y otros tres para los controles.

El material se debe fabricar, procesar, eliminar contaminantes y esterilizar por el método previsto para el producto final, confirmándose con documentación adecuada que se adjuntará con el material.

Para los implantes se utilizarán piezas del material cortadas en discos de 10 – 12 mm de diámetro y cuyo espesor esté comprendido entre 0,3 y 1 mm, suministrados de esta forma por el fabricante/cliente. También, pueden suministrarse varillas y cilindros de diámetro 1,5 mm-2 mm y longitud entre 5 mm-10 mm, con extremos redondeados. Para muestras no sólidas (incluyendo polvos), se deben suministrar en tubos de 1,5 mm de diámetro y 5 mm de longitud (se recomienda la utilización de un marcador de localización para los materiales absorbibles). Otras muestras de otras dimensiones anatómicamente compatibles son posibles cuando los estudios se realicen conjuntamente con estudios de toxicidad sistémica.

El producto enviado por el cliente será implantado en tejido subcutáneo a lo largo de la línea media dorsal del animal de experimentación.

El periodo de observación tras la implantación se debe determinar por el tiempo de exposición clínica probable. Para materiales no absorbibles, las respuestas a corto plazo se evalúan normalmente en un periodo de ensayo de 1 a 4 semanas y las respuestas a largo plazo con duraciones de ensayo superiores a 12 semanas. En IVAMI, el periodo de observación tras la implantación de dispositivos de implantación permanente será de 13 semanas.

Para materiales absorbibles, la duración de los ensayos dependerá de la degradación estimada del producto. Los ensayos a corto, medio o largo plazo deberán efectuarse cuando no existe o existe una mínima degradación, cuando se está produciendo la degradación, o cuando el material de ensayo ya se ha absorbido, respectivamente.

Durante la duración del estudio se realizará el seguimiento de los animales de ensayo según lo indicado a continuación:

Observación macroscópica diaria de los lugares de implantación.

Tras el sacrificio humanitario:

Recuperación del implante y del tejido circundante para evaluación histopatológica.

Si la patología macroscópica observada lo indica, extracción de nódulos linfáticos que drenan la región del implante para su evaluación histopatológica.

Se realizará la siguiente evaluación histopatológica:

Alcance de la fibrosis/cápsula fibrosa, el espesor de la capa y la extensión de la inflamación.

La degeneración celular determinada por los cambios en la morfología del tejido.

El número y la distribución de los tipos de células inflamatorias, según la distancia desde la interfaz del material/tejido.

Presencia, alcance y tipo de necrosis en caso de ser observada.

Otras alteraciones del tejido tales como la fragmentación y/o la presencia de detritus, la forma y ubicación de los restos del material degradado.

Para los materiales de implante porosos y absorbibles, la calidad y la cantidad de crecimiento interior de tejido.