Glosopeda (Foot and Mouth Disease) - Diagnóstico molecular (RT-PCR)

 

Información 01-12-15.

La glosopeda, también denominada fiebre aftosa del ganado, es una enfermedad epizóotica de causa viral, altamente contagiosa, que afecta al ganado de tipo bovino, ovino, porcino y caprino. Esta enfermedad se manifiesta por fiebre alta y por el desarrollo de úlceras en la boca (aftas) y erosiones originadas de vesículas y flictenas en las pezuñas y la ubre. La fiebre aftosa del ganado no tiene relación ninguna con la fiebre aftosa humana. Aunque esta enfermedad no es considerada una zoonosis, se han descrito casos de fiebre aftosa del ganado en las personas, particularmente personal de laboratorio cuando trabajan con el virus, o personas en contacto estrecho con ganado infectado.

El agente causal de esta enfermedad es un virus del género Aphthovirus, familia Picornaviridae. Los picornavirus están formados por una molécula de ARN con una capside desprovista de envoltura lipoproteica, de simetría icosaédrica y de tamaño entre 22 a 30 nm de diámetro. Se han descrito 7 serotipos del virus (A, O, C, SAT-1, SAT-2, SAT-3 y ASIA-1). El virus aftoso se considera como altamente infeccioso y de gran transmisibilidad entre el ganado. Los serotipos A, o y C son los más frecuentes en América y Europa. Los serotipos SAT-1, SAT-2 y SAT-3 se han descrito en Sudáfrica, mientras que el serotipo ASIA, se ha descrito en países asiáticos.

La transmisión del virus en condiciones naturales se produce principalmente por vía respiratoria y oral a través del contacto directo entre un animal enfermo y uno sano o indirectamente a través de la ingestión de agua y alimentos contaminados, si bien puede producirse por vía intrauterina cuando las vacas son fertilizadas con semen infectado. Los animales infectados excretan el virus a través de secreciones y excreciones corporales como la saliva, lágrimas, orina, heces, semen y secreciones nasales. Otra fuente de infección son aquellos animales que tras una infección se han recuperado, debido a que pueden permanecer como portadores hasta 2 años, excretando el virus. Una vez que el virus ingresa en el organismo del hospedador, se multiplica inicialmente en las mucosas respiratoria y bucal. Posteriormente, el virus al torrente sanguíneo produciendo una viremia. Una vez el virus a accedido al torrente sanguíneo, coloniza la mucosa bucal y el rodete coronario, produciendo el desarrollo de vesículas que dan lugar al origen de ulceraciones (aftas).

La glosopeda o fiebre aftosa del ganado tiene un período de incubación que varía entre 2 a 18 días. Los signos clínicos asociados a la infección incluyen fiebre alta, anorexia, decaimiento y caída de la producción de leche. Posteriormente los animales infectados desarrollan vesículas y aftas. Tras la aparición de las aftas los animales presentan lesiones podales caracterizadas por erosiones del rodete coronario y del espacio interdigital, que producen cojera. Además, aparecen vesículas en los pezones, las cuales al romperse originan erosiones dolorosas. La fiebre aftosa del ganado presenta una tasa de morbilidad elevada que puede alcanzar el 100%. Por su parte, la tasa de mortalidad es generalmente del 2%, si bien en aquellos animales en periodo de lactancia puede alcanzar una tasa del 50%.

Pruebas realizadas en IVAMI:

 

  • Diagnóstico molecular (RT-PCR: Reverse Transcripase Polymerase Chain Reaction), para detectar ARN de virus de Aphthovirus.

Muestra recomendada:

 

  • Sangre total extraída con EDTA (2 a 5 mL).
  • Heces.
  • Líquido vesicular.
  • Exudado faríngeo o esofágico.

Conservación y envío de la muestra:

 

  • Refrigerada (preferido) durante menos de 2 días.
  • Congelada: más de 2 días.

 

Plazo de entrega:

 

  • Diagnóstico molecular (RT-PCR): 24 a 48 horas.

 

Coste de la prueba:  

 

  • Diagnóstico molecular (RT-PCR): Consultar a ivami@ivami.com.
  • Diagnóstico e identificación molecular (RT-PCR y secuenciación): Consultar a ivami@ivami.com.