Imprimir

Insensibilidad a la hormona del crecimiento (Growth Hormone Insensitivity) – Gen GHR.

La insensibilidad a la hormona del crecimiento, también conocida como síndrome de insensibilidad a la hormona de crecimiento (GHIS), es una forma grave de falta de respuesta a la hormona de crecimiento caracterizada por deterioro del crecimiento, estatura baja, un receptor de la hormona de crecimiento disfuncional y el fracaso para generar el factor de crecimiento similar a la insulina I en respuesta a la hormona de crecimiento.           

Este proceso es debido a cambios en el gen GHR, situado en el brazo corto del cromosoma 5 (5p13-p12). Este gen, codifica un receptor transmembrana de la hormona del crecimiento de la glándula pituitaria involucrada en la regulación del crecimiento corporal postnatal. La unión de la hormona del crecimiento al receptor conduce al receptor de la dimerización y la activación de una vía de transducción de señal intra e intercelular que conduce al crecimiento.

Se han identificado mutaciones heterocigotas y heterocigotas compuestas en personas con insensibilidad a la hormona del crecimiento. Las mutaciones en este gen se han asociado con el síndrome de Laron, baja talla idiopática (ISS) y síndrome de insensibilidad a la hormona de crecimiento (GHIS). En los humanos la proteína de unión a la hormona del crecimiento (GHBP) se genera por la escisión proteolítica del dominio de unión a ligando extracelular de la proteína del receptor de la hormona de crecimiento maduro. Determinadas alteraciones en el gen GHR, generan una resistencia o insensibilidad total a la acción de la GH (IGH), que se encuentra definida y caracterizada a nivel molecular como síndrome de Laron. Estos pacientes presentan una disminución o ausencia de la expresión del gen GHR en el hígado, niveles séricos de GH elevados, de IGF-I muy disminuidos y la concentración en suero de GHBP es baja indicando la insensibilidad periférica a GH.

Esta enfermedad se hereda con un patrón autosómico recesivo, es decir, ambas copias del gen en cada célula deben tener las mutaciones para que se exprese la alteración. Los padres de un individuo con una enfermedad autosómica recesiva tienen una copia del gen mutado, pero por lo general no muestran signos y síntomas de la enfermedad.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con insensibilidad a la hormona del crecimiento, mediante la amplificación completa por PCR de los exones del gen GHR, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).