Infertilidad masculina: Ausencia bilateral congénita del conducto deferente (Congenital bilateral absence of the vas deferens) - Gen CFTR

La ausencia bilateral congénita del conducto deferente (CBAVD) es una causa frecuente de azoospermia obstructiva, que representa aproximadamente el 2% de los casos de infertilidad masculina. La CBAVD puede ocurrir solo o como un signo de la fibrosis quística, una enfermedad hereditaria de las glándulas mucosas. La fibrosis quística provoca daño progresivo crónico al sistema respiratorio y problemas del aparato digestivo. Aunque muchos varones con ausencia bilateral congénita de los conductos deferentes no tienen los otros rasgos característicos de la fibrosis quística, algunos afectados pueden presentar problemas digestivos o respiratorios leves.

La CBAVD es debida en más de la mitad de los casos a mutaciones en el gen CFTR, regulador de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística,. En los casos de ausencia bilateral congénita de los conductos deferentes sin una mutación en el gen CFTR, se desconoce el motivo de esta alteración. Algunos casos están asociados con otras anomalías estructurales de las vías urinarias.

El gen CFTR se ubica en el brazo largo del cromosoma 7 (7q31.2) e incluye 24 exones con un tamaño de 250 kb que dan lugar a un mRNA de 6.500 pb. Este gen codifica una proteína (CFTR) de 1.480 aminoácidos y 168 kDa de peso molecular. CFTR es un canal de cloro regulado por el AMPc que regula otros canales iónicos. La CFTR mantiene la hidratación de las secreciones en los conductos deferentes mediante el transporte de cloro y la inhibición de la captación de sodio. La proteína CFTR también regula la función de otros canales, como los que transportan iones de sodio a través de las membranas celulares. Estos canales son necesarios para la función normal de los órganos tales como los pulmones y el páncreas.

Se han identificado al menos 80 mutaciones en el gen CFTR en los varones con ausencia bilateral congénita de los conductos deferentes. Estas mutaciones interrumpen la función del canal de cloruro, impidiendo el flujo normal de los iones de cloruro y agua en el interior y exterior de las células. Como consecuencia, las células del tracto genital masculino producen una mucosidad anormalmente espesa y pegajosa. Esta mucosidad obstruye los conductos deferentes conforme se van desarrollando, haciendo que se deterioren antes del nacimiento. Sin el conducto deferente, los espermatozoides no pueden ser transportados desde los testículos para incluirse en el semen. Los varones con ausencia bilateral congénita de los conductos deferentes son infértiles a menos que se utilicen técnicas de reproducción asistida.

La fibrosis quística y la CABVD son, en todo caso, dos entidades clínicas bien diferenciadas. La fibrosis quística –véase Fibrosis quística – gen CFTR- es una enfermedad potencialmente fatal que se diagnóstica en los primeros años de vida a causa de las manifestaciones pulmonares y gastrointestinales y a los problemas de desarrollo a los que se asocia. En cambio, la ausencia bilateral del conducto deferente (CBAVD) se diagnostica normalmente en la edad adulta por problemas de infertilidad en adultos generalmente sanos.

Cuando la ausencia bilateral congénita del conducto deferente (CBAVD) es debida a mutaciones en el gen CFTR, se hereda con un patrón autosómico recesivo. Este patrón de herencia significa que ambas copias del gen en cada célula deben tener las mutaciones para que se exprese la alteración. Los varones afectados que optan por tener hijos a través de reproducción asistida tienen un mayor riesgo de que su descendencia desarrolle fibrosis quística. Si la ausencia congénita de los vasos deferentes no es debida a mutaciones en el CFTR, no se incrementa el riesgo de tener niños con fibrosis quística.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con ausencia bilateral congénita del conducto deferente (CBAVD), mediante la amplificación completa por PCR de los exones del gen CFTR, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).