Eritroqueratodermia variable y progresiva (Erythrokeratodermia variabilis et progressive -EKVP-) – Genes GJB3 o GJB4.

La eritroqueratodermia variable y progresiva (EKVP) es una alteración de la piel que está presente al nacer o se hace evidente en la infancia. Aunque sus signos y síntomas varían, se caracteriza por dos rasgos principales. El primero son áreas de hiperqueratosis en forma de  áreas engrosadas en la piel que suelen ser de color marrón rojizo y pueden estar extendidas sobre muchas partes del organismo o desarrollarse sólo en un área pequeña. La hiperqueratosis no suele propagarse o desaparecer. Sin embargo, las áreas afectadas pueden variar en tamaño y forma y, ??en algunas personas afectadas se hacen más grandes con el tiempo. Las áreas de piel engrosada se producen en los mismos lugares en los lados derecho e izquierdo del organismo. La segunda característica importante de la EKVP es la presencia de áreas eritematosas. A diferencia de la hiperqueratosis que se produce en esta enfermedad, las áreas eritematosas suelen ser transitorias. Estas áreas varían en tamaño, forma y ubicación, y pueden desarrollarse en cualquier parte del organismo. El enrojecimiento puede ser activado por cambios bruscos de temperatura, estrés emocional, trauma o irritación de la zona. Por lo general, desaparece en cuestión de horas a días.

Este proceso puede ser debido a mutaciones en el gen GJB3, situado en el brazo corto del cromosoma 1 (1p34) o en el gen GJB4, situado en el brazo corto del cromosoma 1 (1p34.3). Estos genes codifican las proteínas conexina 31 y conexina 30.3, respectivamente. Estas proteínas son parte de la familia connexina, un grupo de proteínas que forman canales denominados uniones gap en la superficie celular. Las uniones de Gap se abren y cierran para regular el flujo de nutrientes, iones y otras moléculas de señalización de una célula a otra. Son esenciales para la comunicación directa entre las células vecinas. Las uniones de Gap formadas con conexina 31 y conexina 30.3 se encuentran en varios tejidos, incluyendo la epidermis.

Se han identificado al menos 10 mutaciones en el gen GJB3 y 7 mutaciones en el gen GJB4 asociadas con la eritroqueratodermia variable y progresiva (EKVP). Estos cambios genéticos alteran la estructura de las conexinas codificadas a partir de estos genes. Los estudios sugieren que las proteínas anormales pueden acumularse en el retículo endoplasmático (ER), desencadenando un proceso dañino conocido como estrés ER (estrés del reticuloendiplásmico). Es probable que el estrés ER dañe y provoque la muerte prematura de las células de la epidermis. Esta muerte celular da lugar a la inflamación de la piel, lo que parece ser la base del desarrollo de las zonas eritematosas. El mecanismo por el cual el daño epidérmico y la muerte celular contribuye a la hiperqueratosis es poco conocido. En algunos casos, las personas con la eritroqueratodermia variable y progresiva (EKVP) no tienen una mutación identificada en el GJB3 o GJB4. En estos individuos, se desconoce el motivo de la enfermedad.

Con mayor frecuencia la EKVP se hereda con un patrón autosómico dominante, lo que significa que una copia de un gen alterado en cada célula es suficiente para expresar la enfermedad. En la mayoría de los casos, una persona afectada hereda la mutación de un padre afectado. Otros casos son debidos a nuevas mutaciones genéticas y tienen lugar en personas sin antecedentes de la enfermedad en su familia. Algunos estudios han sugerido que la EKVP también puede tener un patrón de herencia autosómico recesivo. Sin embargo, este patrón de herencia sólo se ha descrito en un pequeño número de familias afectadas, y no todos los investigadores están de acuerdo en que es verdaderamente autosómica recesiva. La herencia autosómica recesiva significa que ambas copias del gen en cada célula deben tener las mutaciones para que se exprese la alteración. Los padres de un individuo con una enfermedad autosómica recesiva tienen una copia del gen mutado, pero por lo general no muestran signos y síntomas de la enfermedad.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con la eritroqueratodermia variable y progresiva (EKVP), mediante la amplificación completa por PCR de los exones de los genes GJB3 y GJB4, respectivamente, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).