Charcot-Marie-Tooth, Enfermedad de …, (Charcot-Marie-Tooth Disease -CMT1-) - Genes PMP22 (CMT1A y CMT1E), MPZ (CMT1B), LITAF (CMT1C), EGR2 (CMT1D), NEFL (CMT1F), MFN2 y KIF1B (CMT2A), RAB7A (CMT2B), LMNA (CMT2B1), TRPV4 (CMT2C), BSCL2 y GARS (CMT2D), NEFL (CMT2E), HSPB1 (CMT2F), MPZ (CMT2I y CMT2J), GDAP1 (CMT2K), HSPB8 (CMT2L), GDAP1 (CMT4A), MTMR2 (CMT4B1), SBF2 (CMT4B2), SH3TC2 (CMT4C),  NDRG1 (CMT4D),  EGR2 (CMT4E), PRX (CMT4F), FGD4 (CMT4H), FIG4 (CMT4J) y GJB1 (CMTX1)

La enfermedad denominada de Charcot-Marie-Tooth (CMT), es un grupo clínico y genético heterogéneo de neuropatías periféricas hereditarias, con varios tipos y subtipos, que afectan a los nervios periféricos, y dan lugar a problemas de movilidad y de sensibilidad, que afectan a pies, piernas y manos. Esta enfermedad se hace aparente, generalmente, en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, pero puede comenzar en las edades extremas de la vida, sin afectar a la expectativa de vida. Estas enfermedades se caracterizan por  manifestar debilidad muscular distal simétrica, con atrofia, pie cavo bilateral, y disminución de los reflejos tendinosos profundos. Las manifestaciones, de comienzo gradual, suelen comenzar con debilidad muscular en los pies, lo que puede provocar su arqueamiento (pes cavus), o el encurvamiento de los dedos (dedos en martillo). Estas alteraciones, pueden   dificultar la flexión del pie, caminar, y hacerlo dando pasos altos, con el consiguiente riesgo de dañarse los tobillos. Al progresar, se debilitan los músculos inferiores de las piernas, se altera la movilidad de las manos provocando dificultad para la escritura, para abrocharse botones, o para girar las manillas de las puertas. Al mismo tiempo, por la alteración de la conducción sensitiva, presentan sensaciones dolorosas, y sensación de quemazón en los pies y en las piernas, o disminución de la sensibilidad al tacto, y la temperatura. En algunos casos ocurre pérdida auditiva y de la visión.

Se diferencian varios tipos de enfermedades de Charcot-Marie-Tooth, en función de sus signos y síntomas, del tipo de las anomalías que alteran la función nerviosa, la causa genética, y el tipo de herencia. Además, en cada tipo, pueden diferenciarse varios subtipos según el gen alterado. Ejemplo de ellas son:

  • Tipo 1 (CMT1): anomalías de mielina que cubre y protege a las células nerviosas. Estas anomalías ralentizan la transmisión de los impulsos nerviosos. Subtipo 1A (gen PMP22); subtipo 1B (gen MPZ); subtipo 1C (gen LITAF); subtipo 1D (gen EGR2); subtipo 1F (gen NEFL); subtipo 1E (gen PMP22).
  • Tipo 2 (CMT2): anomalías en la fibra, o axón, que se extiende desde el cuerpo celular y transmite los impulsos. Estas anomalías reducen la fuerza del impulso nervioso. Subtipo 2 A (gen MFN2, KIF1B); subtipo 2B (gen RAB7 A); subtipo 2B1 (gen LMNA); subtipo 2C (gen TRPV4); subtipo 2D (genes BSCL2 y GARS); subtipo 2E (gen NEFL); subtipo 2F (gen HSPB1); subtipo 2I (gen MPZ); subtipo 2J (gen MPZ); subtipo 2K (gen GDAP1); subtipo 2L (gen HSPB8).
  • Tipo 3 (CMT3): corresponde actualmente a la enfermedad de Dejerine-Sottas, equivalente a una enfermedad de Charcot-Marie-Tooth con neuropatía hipertrófica, de comienzo infantil precoz (genes PMP22, MPZ, EGR2, PRX).
  • Tipo 4 (CMT4): afecta tanto al axón neuronal como a la mielina y se distingue de los otros tipos, por su patrón de herencia. Subtipo 4A (gen GDAP1), subtipo 4B1 (gen MTMR2); subtipo 4B2 (gen SBF2); subtipo 4C (gen SH3TC2); subtipo 4D (gen NDRG1); subtipo 4E (gen EGR2); subtipo 4F (gen PRX); subtipo 4H (gen FGD4); subtipo 4J (gen FIG4).
  • Tipo X (CMTX): mutación en el cromosoma X. Subtipo X1 (gen GJB1); subtipo X5 –síndrome de Rosenberg-Chutorian-, actualmente no considerado una forma de enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (gen PRPS1); subtipos X2, X3 y X4 (sin conocerse exactamente los genes implicados).

La enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT), puede heredarse de forma autosómica dominante o de forma autosómica recesiva, según el tipo. Un patrón de herencia autosómico dominante, significa que una copia del gen alterado en cada célula es suficiente para que se exprese la enfermedad. Un patrón autosómico recesivo, significa que ambas copias del gen en cada célula deben tener las mutaciones para que se exprese la alteración. Los padres de un individuo con una enfermedad autosómica recesiva tienen una copia del gen mutado, pero por lo general no muestran signos y síntomas de la enfermedad.

Para conocer el tipo de herencia de cada tipo ver la información específica del tipo, o solicitar la información a ivami@ivami.com.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con los distintos tipos de la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT), mediante la amplificación completa por PCR de los exones de los genes implicados en cada uno de ellos, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).