Neisseria meningitidis serogrupos A, B, C, Y y W135 – Prueba de anticuerpos bactericidas (SBA: Serum Bactericidal Antibody assay)

Las vacunas frente Neisseria meningitidis conteniendo polisacáridos capsulares conjugados de los serogrupos A, C, Y y W135 se han registrado en muchas partes del mundo. Sin embargo, para el serogrupo B de Neisseria meningitidis, el polisacárido capsular no es inmunogénico y al mismo tiempo se ha considerado un autoantígeno potencial, por lo que las vacunas elaboradas están constituidas por proteínas de membrana externa, que son específicas de tipo.

Desde la década de los años 1960s, los estudios de Goldschneider y col., proporcionaron evidencias de que la protección frente a la enfermedad meningocócica se correlacionan con la presencia de actividad bactericida sérica (Goldschneider y col., 1969. Human immunity to the meningococcus. I. The role of humoral antibodies. J Exp Med 129: 1307-1326; II. Development of natural immunity. J Exp Med 129: 1327-1348; IV. Immunogenicity of group A and group C meningococcal polysaccharides in human volunteers; V. The effect of immunization with meningococcal group C polysaccharides on the carrier state. J Exp Med 129: 1385-1395).

Tanto las vacunas polisacáridas como las proteicas, se han evaluado utilizando la prueba de muerte mediada por complemento en la prueba bactericida SBA (Serum Bactericidal Antibody assay). Esta prueba se desarrolló en la década de 1960s con el objetivo de determinar la presencia de anticuerpos funcionales específicos en las infecciones por Neisseria meningitidis. Los anticuerpos funcionales específicos son aquellos, que además de unirse a la bacteria activan algún sistema biológico de defensa como puede ser la fagocitosis (opsonofagocitosis), o la activación del sistema del complemento. Cuando los anticuerpos específicos se unen a la bacteria se producen modificaciones en la estructura de los anticuerpos (región Fc) que promueven la activación del sistema del complemento comenzando por la fijación de la subunidad C1q y posteriormente ocurre la activación de toda la cascada de subunidades y factores (C1q, r, s; C4; C2; C3; C5; C6; C7; C8 y C9). Una vez que se han activado todos los factores secuencialmente, se provoca la lisis y la muerte bacteriana. En los diferentes ensayos para determinar la actividad bactericida mediada por tales anticuerpos, con la participación del sistema del complemento, propuestos por distintos autores, todos tienen en común tres elementos: bacteria, anticuerpos y complemento. Los métodos de actividad bactericida sérica (SBA) difieren en el número de bacterias (UFC) utilizadas; en el tampón utilizado durante el ensayo; el crecimiento de la cepa utilizada; el tiempo de incubación del ensayo; la fuente de complemento, humano o de conejo; y la dilución de comienzo del suero. Este método tradicional (mSBA: colony counting microassay Serum Bactericidal Antibody assay) se considera muy laborioso e inadecuado cuando deben de estudiarse numerosas muestras, por lo que conlleva de siembras y contaje de bacterias. Por estas razones,  se han propuesto métodos alternativos que utilizan algún sistema para facilitar la lectura de los resultados, como son: uso de trifeniltetrazolio (TTCmSBA) para visualizar los resultados mediante el cambio de coloración de este elemento en lugar contar las bacterias; uso de un método colorimétrico (cSBA) basado en la capacidad de Neisseria meningitidis para consumir glucosa que en presencia de un indicador de pH permite estimar el crecimiento de las bacterias supervivientes.

En los estudios citados previamente, se definió como punto de corte de título protector un título de anticuerpos ≥1:4. Posteriormente, Borrow y col. (Serological basis for use of meningococcal serogroup C conjugate vaccines in the United Kingdom: reevaluation of correlates of protection. Infect Immun. 2001, 69: 1568-1573), establecieron la correlación de los resultados de la prueba según se utilizara suero humano o suero de conejo como fuente de complemento, proponiendo para el caso de utilizar suero de conejo un punto de corte de protección un título de anticuerpos ≥1:8. Otros autores, con un criterio más conservador, utilizando suero humano como fuente de complemento, propusieron el punto de corte de protección en un título ≥1:8 (Donelly, J. y col., Qualitative and quantitative assessment of meningococcal antigens to evaluate the potential strain average of protein based vaccines. PNAS, 2010, 107: 19490-19495).

Para la detección de anticuerpos funcionales frente a polisacáridos capsulares (A, C, Y, W135, …), al ser los policacáridos de antigenicidad constante, la prueba de actividad bactericida sérica no plantea problemas, y los resultados de la prueba se han podido correlacionar con la protección frente a Neisseria meningitis de los serogrupos A, C, Y y W135 (FDA document 2011: Use of serum bactericidal antibody as an immunological correlate for demonstrating effectiveness of meningococcal conjugate vaccines –serogroups A, C, Y, W135- administered to children less tan 2 years of age). Estos criterios se han extendido para evaluar la protección inducida por vacunas no-polisacáridas (proteínas), como es el caso de las vacunas frente al serogrupo B, apoyándolo varios estudios. Sin embargo, un estudio Perkins y col. (Immunogenicity of two efficacious outer membrane protein based serogroup B meningococcal vaccines among youmg adults in Iceland. J Infect Dis. 1998, 177: 683-691), sugiere que la prueba bactericida sérica (SBA) puede subestimar la eficacia clínica de la vacuna de serogrupo B. Ello puede ser debido a que en la detección de anticuerpos funcionales frente a las proteínas del serogrupo B, al existir varios tipos de estas proteínas, pudiera darse el caso de que la cepa utilizada en las pruebas no contuviese las proteínas más idóneas para detectar los anticuerpos presentes en las muestras analizadas. Se han tratado de evaluar varias proteínas antigénicas independientes para tratar de seleccionar una proteína que correspondiese al antígeno más importante, con lo que la prueba bactericida sérica proporcionase unos resultados más fiables.

En el método de actividad bactericida sérica (SBA: Serum Bactericidal Antibody assay), el título de anticuerpos funcionales se determina en presencia de complemento humano o de conejo, utilizando diluciones de suero que son enfrentadas a una suspensión de Neisseria meningitidis serogrupos A, C y B (u otros)  (capsulado), y tras un periodo de incubación, se les agrega complemento, volviéndose a incubar y detectando la muerte de las bacterias, en su caso, mediante la siembra en placa y el recuento posterior de las bacterias supervivientes.

Pruebas realizadas en IVAMI

  • Prueba de anticuerpos bactericidas (SBA: Serum Bactericidal Antibody assay) con un método de recuento de colonias, utilizando suero de conejo joven.

Tipo de muestra

  • Suero o preparado de inmunoglobulinas (2 mL).

Conservación de la muestra

  • Refrigerada: 24 a 48 horas.
  • Congelada: más de 48 horas.

Plazo de entrega

  • 3 a 4 días.

Coste de la prueba