Datura stramoniun (estramonio)

 

Información 25-09-15.

 

Datura stramonium (comúnmente denominada estramonio), es una planta arbusto herbáceo perteneciente al género Datura, de la familia de las solanáceas, que se localiza en zonas templadas de todo el mundo. El género Datura comprende 18 especies, todas ellas tóxicas, de las cuales el estramonio es la más extendida. Datura stramonium se presenta en cuatro variedades que difieren en el color de las flores (blanco y violeta) y el número de espinas en sus cápsulas.

Esta planta anual tiene una altura de entre 0,5 y 2 m. Sus hojas son alternas, simples, cortamente pecioladas, de 4 a 15 cm, de forma ovalada a elíptica, de ápice agudo y base cuneada a subcordada. Las flores son actinomorfas, hermafroditas, solitarias y dispuestas en las axilas de las hojas. Posee un cáliz tubular y anguloso, de 30 a 50 mm, con dientes de 5 a 10 mm. La corola, de 5 a 10 cm, es infundibuliforme, rotada, de color blanco y con cinco lóbulos. El androceo está formado por cinco estambres y el gineceo tiene un ovario súpero bilocular o tetraocular con un estigma bilobulado. El fruto es una cápsula de 3,5 a 7 cm de largo y 3,5 de ancho, con forma ovoide, erecto, y cubierto de espinas de hasta 15 mm.

 Datura stramonium crece en zonas cálidas eutróficas como orillas de ríos, establos, estercoleros, bordes de camino o zonas de cultivo. El monocultivo de determinados terrenos agrícolas favorece la resiembra así como la multiplicación de esta planta, cuyas semillas pueden conservar el poder germinativo durante años. Es capaz de adaptarse a todo tipo de suelos, desarrollándose de manera más vigorosa en los suelos húmedos con nitratos abundantes.

Entre las sustancias que componen esta herbácea se encuentran alcaloides tropánicos, que en pequeñas cantidades resultan tóxicos (como la atropina, la hiosciamina y la escopolamina). En dosis pequeñas, estas sustancias provocan reacciones anticolinérgicas. En dosis mayores, causan el síndrome atropínico o incluso la muerte en personas y animales. La ingestión de cantidades muy reducidas es suficiente para inducir una intoxicación grave o mortal, mientras que la ingestión de 4 a 5 g puede ser letal.

Aunque todas las partes de la planta son tóxicas, las hojas y las semillas son la principal fuente de intoxicación. En general, los animales la rechazan debido a su olor y sabor degradables. Sin embargo, en situaciones de hambruna, puede ser ingerida. Así mismo, esta planta puede consumirse de forma accidental cuando se recolecta junto a otras plantas y se suministra como pienso, forraje o heno, o cuando las semillas contaminan los granos de cereal o ciertos alimentos procesados.

En las personas, la intoxicación por Datura stramonium a través de su ingestión, fumada o en forma de té, suele dar lugar a visión borrosa, midriasis, fotofobia, sensación disfágica, náuseas, vómitos, vasodilatación, taquicardia, delirio, alucinaciones, paro respiratorio e incluso la muerte. Además, se ha identificado que las semillas de estramonio son potencialmente cancerígenas.

 En animales, la intoxicación por estramonio provoca efectos neurotóxicos tales como alteraciones de la locomoción, temblores musculares seguidos por un estado depresivo, somnolencia, respiración acelerada seguida de bradipnea, taquicardia seguida de bradicardia, incapacidad para mantenerse en pie y muerte, en las intoxicaciones agudas en un plazo inferior a 12 horas después de la ingestión.

En procesos agudos el examen post-morten, demuestra gastroenteritis catarral, congestión pulmonar y hepática, así como hemorragias subpericárdicas. En las intoxicaciones que han cursado de forma más lenta se puede apreciar dilatación cardíaca e hígado graso con hemorragias. Por su parte, la corteza renal muestra una apariencia pálida y amarillenta y la medular hemorrágica. El estudio histológico del riñón permite observar una degeneración tubular. Además, en algunos animales se ha podido apreciar hidroperitoneo e hidropericardias.

Pruebas recomendadas para el diagnóstico:

 

  • Historia clínica y examen clínico para detectar los signos mencionados.
  • Análisis de orina o sangre puede confirmar la presencia de alcaloides.
  • Detección de los alcaloides atropina o escopolamina en harinas o piensos, en casos de intoxicación humana o animal.
  • Conocer posibles contactos con plantas de esta especie en jardines, campo, …

Pruebas realizadas en IVAMI:

 

No realizadas.