Frankliniella occidentalis - Observación e identificación microscópica

Frankliniella occidentalis es un insecto pequeño de aproximadamente 1 mm de longitud, procedente de América del Norte que se ha extendido a otros continentes, incluido a Europa, Australia y América del Sur, a través de vegetales infectados. Afecta a más de 500 especies de plantas de frutales, hortalizas y ornamentales.

La mayoría de los insectos observados son hembras que se reproducen por partenogénesis. Su color varía del rojo al amarillo y marrón. El adulto es alargado y delgado, con dos pares de alas largas. Los huevos son ovales o arriñonados, blancos. Las ninfas son amarillentas con ojos rojos. Cada hembra pone entre 40 y 100 huevos en los tejidos vegetales, con frecuencia en las flores, pero también en los frutos o en las hojas.

Los principales daños que provocan son debidos a la puesta de huevos en la planta. También provocan daño al alimentarse, dando lugar a unas manchas plateadas por la reacción de la planta a su saliva. Este insecto también es transmisor del virus de tomate marchitado moteado o virus del bronceado del tomate. La actividad de este insecto se mantiene durante todo el año, aunque en las épocas frías y lluviosas es menor.

Pruebas microbiológicas recomendadas

  • Examen microscópico para identificar según sus características morfológicas.

Pruebas realizadas en IVAMI

  • Observación e identificación microscópica.

Plazo de entrega

  • 24 horas.

Tipo de muestra

  • Hojas o frutos de plantas con lesiones.

Conservación de la muestra

  • Temperatura ambiente, en el interior de un frasco de plástico cerrado herméticamente y con algo de humedad para evitar la desecación (por ej., trozo de papel humedecido con agua).

Coste de la prueba