Babesia caballi (antes Babesia equi, actualmente Theileria equi)- Examen microscópico; Diagnóstico molecular (PCR)

 

Babesia caballi es un parásito protozoario del género Chromalveolata, familia Babesiidae, causante de la piroplasmosis equina (EP), o babesiosis, en caballos, aunque también se han registrado casos puntuales de infección en burros, mulas y cebras. La enfermedad se considera endémica en África, América Central y del Sur, Asia, Oriente Medio, el Caribe y el Mediterráneo. EE.UU. no se ha considerado una región endémica. La infección puede ocurrir simultáneamente junto con Theileria equi (anteriormente denominado Babesia equi), un microorganismo que también es responsable de la piroplasmosis equina (EP).

El ciclo biológico de este microorganismo implica un hospedador intermediario donde  madura, generalmente garrapatas y otros insectos que pican, que transmitirían la infección durante su alimentación. Sin embargo, la enfermedad puede transmitirse a través de agujas compartidas, material quirúrgico y contaminación sanguínea. Babesia caballi se desarrolla en el interior de los hematíes del hospedador.

Por lo general, los signos clínicos se manifiestan entre 5 y 30 días después de que el animal ha sido infectado con el parásito. Sin embargo, también puede permanecer inactiva y no provocar ningún signo aparente. En los caballos, la transmisión de Babesia caballi provoca una enfermedad que puede causar anemia hemolítica grave y vasculitis que requiere la eutanasia de los animales. Los caballos afectados muestran signos inespecíficos que pueden parecer similares a otras enfermedades tales como fiebre, depresión, anorexia, palidez de las membranas mucosas, ictericia, ataxia y edema de las extremidades o a lo largo del abdomen. Además, puede observarse la orina de color marrón rojizo o descolorido. Las anomalías de laboratorio generalmente incluyen anemia y trombocitopenia. Los animales infectados por Babesia, son portadores de por vida. 

Pruebas recomendadas para el diagnóstico:

 

El diagnóstico se basa en la identificación microscópica del parásito en frotis de sangre, detección de anticuerpos (ELISA), o métodos de diagnóstico molecular (PCR).

En algunos animales infectados y portadores de Babesia caballi, no se ha identificado parasitemias en frotis de sangre, por lo que se recomienda el diagnóstico molecular como ensayo más sensible para su identificación.

Pruebas realizadas en IVAMI:

 

  • Examen microscópico para observación de parásitos en frotis sanguíneos.
  • Diagnostico molecular (PCR), para detectar ADN de Babesia caballi.

Muestra recomendada:

 

  • Sangre total extraída con EDTA (2 a 5 mL).

Conservación y envío de la muestra:

 

  • Refrigerada (preferido) durante menos de 2 días (examen microscópico y/o PCR).
  • Congelada: más de 2 días (sólo para PCR). 

Plazo de entrega:

 

  • Examen microscópico: 24 horas.
  • Diagnóstico molecular (PCR): 24 a 48 horas.

Coste de la prueba:  

 

Consultar a ivami@ivami.com