Shewanella putrefaciens - Cultivo; Diagnóstico molecular (PCR)

 

Shewanella putrefaciens (conocida anteriormente como Pseudomona putrefaciens) es una bacteria pleomórfica, gramnegativa, anaerobia facultativa, del género Shewanella, de la familia Shewanellaceae y del orden Alteromonadales. Actualmente, el género Shewanella consta de una gran diversidad de especies, siendo S. putrefaciens y S. algae las de mayor relevancia clínica y patológica para las personas. S. algae es responsable del 80% de las infecciones humanas atribuibles a Shewanella y la más virulenta.

S. putrefaciens se encuentra ampliamente distribuida en numerosas áreas geográficas de climas templados. Desde su identificación en 1931 en productos lácteos, esta bacteria se ha aislado principalmente en ambientes marinos, si bien puede encontrarse en todo tipo de ecosistemas acuáticos, en reservas energéticas naturales, en el suelo, así como en productos alimentarios de procedencia animal (pescado, carne, aves y lácteos). Este microorganismo es una de principales bacterias de descomposición de los alimentos, que a su vez pueden afectar la salud humana creando un problema para la industria alimentaria. También posee un problema aún mayor para la industria alimentaria debido a su capacidad para formar película sobre el equipo de procesamiento de alimentos que está hecho principalmente de acero. En los equipos de procesamiento, S. putrefaciens puede ser la mayor fuente de contaminación bacteriana además de que también causa la corrosión del propio equipo.

En productos cárnicos, esta bacteria actúa de forma similar a las Pseudomonas en la alteración aeróbica de la carne. S. putrefaciens es muy sensible al pH y aparece principalmente en carnes como las DFD (Oscura, dura y seca (Dark, firm and dry)), con valores de pH de 6,0 o superiores pero no se detecta en productos cárnicos con valores de pH 5,5 o inferiores. Cuando se dan las condiciones de pH y la baja disponibilidad de oxígeno, se favorece el crecimiento de S. putrefaciens, la cual produce gran cantidad de sulfuro de hidrógeno que reacciona con la mioglogina del músculo, formando sulfomioglobina que produce un color verdusco de la carne. Así mismo, esta bacteria, junto con algunas especies de Pseudomonas, es una de las principales responsables de la aparición de olores anómalos.

Aunque es raro que este microorganismo actúe como un patógeno humano, se han dado casos de infecciones y bacteriemias causadas por S. putrefaciens en las personas. Debido a que las especies de Shewanella suelen aislarse formando parte de una flora bacteriana mixta, su patología clínica puede quedar enmascarada por el resto de microorganismos. No obstante, las infecciones causadas por S. putrefaciens se producen principalmente en los tejidos blandos, como la piel, zonas intraabdominales, o en la sangre. Específicamente, esta bacteria puede producir diversos tipos de síndromes e infecciones, encontrándose en enfermos con endocarditis infecciosa, infección sanguínea (bacteriemia, sepsis), infecciones de la piel y tejidos blandos (abscesos en las extremidades inferiores, fascitis necrotizante, celulitis, pie de patera), infecciones de oído (otitis), infección cardíaca (endocarditis, pericarditis purulenta), infección del sistema nervioso central (meningitis, absceso cerebral), infección pulmonar (neumonía, neumonía asociada al empleo de ventilación mecánica, empiema, tumor cavitado), infecciones oculares (queratitis, conjuntivitis), infecciones en el peritoneo (absceso, peritonitis), en el hígado (absceso, colangitis) y en el hueso (artritis, osteomielitis, espindilodiscitis).

Hay evidencia actual de que la mayoría de los informes de infecciones humanas atribuidas a S. putrefaciens han sido causados por S. algae. Las pruebas convencionales se basan en las diferencias entre las dos especies, de este modo S. algae utiliza carbohidratos, crece a 42°C o en NaCl 6,5% y produce hemolisina, mientras que S. putrefaciens crece a 4°C y produce ácido a partir de L-arabinosa y maltosa, cosa que no hace S. algae. Otro aspecto diferencial es que S. algae presenta una producción de ácido a partir de ribosa, y a veces a partir de glucosa y fructosa, mientras que S. putrefaciens produce ácido a partir de maltosa y glucosa, sacarosa y, en ocasiones, arabinosa. Además S. algae, a diferencia de S. putrefaciens, muestra capacidad para producir colonias con consistencia mucoide y reducir nitritos.

Pruebas realizadas en IVAMI:

 

  • Cultivo para bacterias.
  • Diagnóstico molecular (PCR: Polymerase Chain Reaction), para detectar ADN de Shewanella putrefaciens.

Muestra recomendada:

 

  • Muestra procedente de personas: Sangre total extraída con EDTA (1 a 2 mL), orina (10 mL), heces, biopsia de lesión cutánea.
  • Muestra procedente de Industria Alimentaria: producto alimenticio (mínimo 25 gramos, en envase adecuado protegido).

Conservación y envío de la muestra:

 

  • Refrigerada (preferido) durante menos de 2 días (imprescindible para examen microscópico).
  • Congelada: más de 2 días (sólo para pruebas de diagnóstico molecular).

 

Plazo de entrega:

 

  • Cultivo para aislamiento: 4 días laborales.
  • Diagnóstico molecular (PCR): 24 a 48 horas.

 

Coste de la prueba:  

 

  • Diagnóstico molecular (PCR) especie: Consultar a ivami@ivami.com
  • Diagnóstico e identificación molecular de especie (PCR y secuenciación): Consultar a ivami@ivami.com