Guillespie, Síndrome de ..., (Gillespie syndrome) – Gen PAX6.

El síndrome de Guillespie es una alteración que involucra anomalías oculares, ataxia y de leve a moderada discapacidad intelectual. Esta enfermedad se caracteriza por aniridia. Las personas más afectadas presentan aniridia parcial en ambos ojos, aunque en algunos individuos la aniridia parcial afecta sólo a uno de los ojos, o tienen aniridia completa en uno o ambos ojos. La ausencia de la totalidad o parte del iris puede provocar disminución de la agudeza visual y aumento de la fotofobia. Además, estos individuos pueden presentar nistagmo. Por su parte, los problemas de equilibrio y movimiento en el síndrome de Guillespie son debidos a la hipoplasia. Esta anomalía puede conducir a retraso en el desarrollo de las habilidades motoras como caminar. Además, la dificultad para controlar los músculos de la boca puede provocar retraso en el desarrollo del habla. Las dificultades con la coordinación general, se hacen evidentes en la primera infancia cuando el individuo aprende estas habilidades. Por lo general, las personas con síndrome de Guillespie siguen teniendo problemas de la marcha y del habla. Sin embargo, los problemas no empeoran con el tiempo, y en algunos casos mejoran ligeramente. Otras características pueden incluir anomalías en las vértebras y las malformaciones cardíacas.

Este proceso es debido a mutaciones en el gen PAX6, situado en el brazo corto del cromosoma 11 (11p13). Este gen, pertenece a una familia de genes que desempeñan un papel crítico en la formación de tejidos y órganos durante el desarrollo embrionario. Los miembros de la familia de genes PAX también son importantes para mantener la función normal de ciertas células después del nacimiento. Para llevar a cabo estas funciones, los genes PAX codifican proteínas que actúan como factores de transcripción. Durante el desarrollo embrionario, se cree que la proteína PAX6 activa los genes implicados en la formación del sistema nervioso central y el páncreas. En el interior del cerebro, la proteína PAX6 está involucrada en el desarrollo del bulbo olfatorio. Además, se cree que la proteína PAX6 controla muchos aspectos del desarrollo del ojo antes del nacimiento. Después del nacimiento, la proteína PAX6 probablemente regula la expresión de varios genes en muchas estructuras de los ojos.

Se han identificado al menos 2 mutaciones en el gen PAX6 en las personas con síndrome de Guillespie. Las mutaciones asociadas, inhiben la codificación de la proteína PAX6 o generan la codificación de una proteína no funcional que es incapaz de unirse al ADN y regular la actividad de otros genes. La deficiencia de proteína funcional interrumpe el desarrollo embrionario, especialmente el desarrollo de los ojos y el cerebro, dando lugar a los signos y síntomas del síndrome de Guillespie.

En algunos casos, esta enfermedad se hereda con un patrón autosómico dominante, lo que significa que una copia del gen alterado en cada célula es suficiente para expresar la enfermedad. Algunos individuos afectados heredan la mutación de un progenitor afectado. Otros casos son debidos a nuevas mutaciones en el gen y tienen lugar en personas sin antecedentes de la enfermedad en su familia. Sin embargo, el síndrome de Guillespie también puede ser heredado con un patrón autosómico recesivo, lo que significa que ambas copias del gen en cada célula deben tener las mutaciones para que se exprese la alteración. Los padres de un individuo con una enfermedad autosómica recesiva tienen una copia del gen mutado, pero por lo general no muestran signos y síntomas de la enfermedad.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con síndrome de Guillespie, mediante la amplificación completa por PCR de los exones del gen PAX6, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).