Deleción distal 18q, Síndrome de …; Síndrome 18q  (Distal 18q deletion syndrome) - Genes TCF4, TSHZ1 y cromosoma 18

El síndrome de deleción distal 18q, también conocido como síndrome 18q, es una alteración cromosómica debida a la ausencia de una parte del brazo largo del cromosoma 18. El término "distal" significa que la parte ausente falta cerca de un extremo del cromosoma.

Esta alteración puede dar lugar a una amplia variedad de signos y síntomas entre los que se incluyen estatura baja, hipotonía, pérdida de la audición y anomalías del pie tales como pie zambo o pies con planta redondeada; alteraciones del movimiento de los ojos y otros problemas de visión, paladar hendido, hipotiroidismo, defectos congénitos cardíacos, problemas renales, anomalías genitales y de la piel. Algunas personas afectadas tienen diferencias faciales leves, como ojos hundidos, hipoplasia del tercio medio facial, una boca ancha y orejas prominentes.

El síndrome de deleción distal 18q también puede afectar el sistema nervioso. Una característica neurológica frecuente es la desmielinización. Con frecuencia, en las personas con síndrome de deleción distal 18q, la producción de mielina se retrasa y se produce más lentamente, incluso  pueden no llegar a tener cantidades normales de mielina en la edad adulta. La mayoría de las personas con síndrome de deleción distal 18q tienen problemas neurológicos, aunque no está claro hasta qué punto estos problemas están relacionados con la desmielinización. Estos problemas pueden variar de leves a graves, e incluyen retraso en el desarrollo, dificultades de aprendizaje y discapacidad intelectual. Además, los individuos afectados pueden padecer convulsiones, hiperactividad, alteraciones del estado de ánimo como ansiedad, irritabilidad y depresión, así como alteraciones del espectro autista que afectan la comunicación y la interacción social. Algunas personas afectadas tienen microcefalia.

Este proceso es debido a una deleción de material genético de una copia del cromosoma 18 en cualquier posición entre una región llamada 18q21 y el final del cromosoma. El tamaño de la deleción varía entre los individuos afectados. Se cree que los signos y síntomas del síndrome de deleción distal 18q están relacionados con la pérdida de múltiples genes de esta parte del cromosoma 18, algunos de los cuales no han sido identificados. Algunos de los genes afectados son los descritos a continuación.

El gen TCF4 (transcription factor 4), situado en el brazo largo del cromosoma 18 (18q21.2), que codifica una proteína que interacciona con otras proteínas  y luego se une a regiones específicas de ADN para ayudar a controlar la actividad de muchos  genes. Por su acción de unión a ADN y el control de genes, esta proteína es un factor de transcripción. La proteína TCF4 es parte de un grupo de proteínas conocidas como proteínas E. Cada una de las  proteínas E se unen con otra proteína idéntica o similar y posteriormente se unen a una secuencia específica de ADN conocida como E-box. Las proteínas E están implicadas en muchos aspectos del desarrollo. La proteína TCF4 se encuentra en el cerebro, los músculos, los pulmones y el corazón. Esta proteína también parece expresarse en varios tejidos antes del nacimiento. La proteína TCF4 desempeña un papel en la diferenciación celular y la apoptosis.

El gen TSHZ1 (teashirt zinc finger homeobox 1), situado en el brazo largo del cromosoma 18 (18q22.3), codifica un antígeno de cáncer de colon que se definió mediante análisis serológico de bibliotecas de expresión de cDNA recombinante. La proteína codificada es un miembro de la familia de proteínas de zinc tipo C2H2 y puede estar implicada en la regulación transcripcional de los procesos del desarrollo.

Se considera que el síndrome de deleción distal 18q es un proceso de herencia autosómico dominante, lo que significa que una copia de la región eliminada en el cromosoma 18 en cada célula es suficiente para causar las características de la enfermedad. La mayoría de los casos de síndrome de deleción distal 18q son debidos a una nueva deleción (de novo) y no se heredan. Con mayor frecuencia, la deleción ocurre como un acontecimiento al azar durante la formación de las células reproductoras o a comienzos del desarrollo embrionario, por lo que las personas afectadas generalmente no tienen antecedentes de la enfermedad en su familia.

En algunos casos, el síndrome de deleción distal 18q puede ser heredado, generalmente de un progenitor afectado con signos y síntomas relativamente leves. La enfermedad también puede ser heredada de un progenitor no afectado que es portador de un reordenamiento cromosómico denominado translocación equilibrada, en la que no se gana o pierde material genético. Los individuos con una translocación equilibrada no suelen tener problemas de salud relacionados; sin embargo, la translocación puede desequilibrarse a medida que se transmite a la siguiente generación. Los niños que heredan una translocación desequilibrada pueden tener un reordenamiento cromosómico con material genético extra o ausente. La herencia de una translocación desequilibrada que da lugar a la deleción de material genético de la región distal del brazo largo del cromosoma 18 provoca el síndrome de deleción distal 18q.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con el síndrome de deleción distal 18q, mediante la amplificación completa por PCR de los exones de los genes TCF4 y TSHZ1, respectivamente, y su posterior secuenciación.

 

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).