Cardiomiopatía restrictiva familiar (Familial restrictive cardiomyopathy) – Gen TNNI3.

La cardiomiopatía restrictiva familiar es una forma genética de la enfermedad cardíaca. En las personas con cardiomiopatía restrictiva familiar, el músculo cardíaco está rígido y no puede relajarse completamente después de cada contracción. Una relajación muscular alterada provoca que la sangre se retenga en las aurículas y los pulmones, lo que reduce la cantidad de sangre en los ventrículos.

La cardiomiopatía restrictiva familiar puede manifestarse en cualquier momento de la infancia a la edad adulta. Los primeros signos y síntomas en los niños son la falta de aumento de peso y retraso del crecimiento, fatiga y desmayos. Los niños que están afectados de manera grave también pueden tener hinchazón anormal o edema, aumento de la presión arterial, hepatomegalia, ascitis y congestión pulmonar. Algunos niños con cardiomiopatía restrictiva familiar no muestran signos o síntomas obvios, pero pueden morir repentinamente debido a una insuficiencia cardíaca. Sin tratamiento, la mayoría de los niños afectados sobreviven sólo unos pocos años después de ser diagnosticados. Con frecuencia los adultos afectados desarrollan primero dificultad para respirar, fatiga y una disminución de la capacidad para hacer ejercicio. Además, algunas personas presentan arritmia, palpitaciones,  mareos y coágulos sanguíneos anormales. Sin tratamiento, aproximadamente un tercio de los adultos afectados no sobreviven más de cinco años después del diagnóstico.

Este proceso es debido a mutaciones en varios genes. Sin embargo,  las mutaciones en el gen TNNI3, situado en el brazo largo del cromosoma 19 (19q13.4) son una de las principales causas de esta enfermedad. Este gen, codifica la troponina I, que se encuentra exclusivamente en el corazón. Esta proteína es una de las tres proteínas que componen el complejo de proteína troponina en las células musculares cardíacas. El complejo de troponina se asocia con los sarcómetros. Este complejo, junto con el calcio, ayuda a regular la contracción del músculo cardíaco. Para que el corazón lata con normalidad, el músculo cardíaco debe contraerse y relajarse de una manera coordinada. La troponina I ayuda a coordinar la contracción cardíaca. Cuando las concentraciones de calcio son bajas, el complejo de troponina se une al filamento delgado. Esto bloquea la unión de la interacción entre los filamentos gruesos y delgados que se necesitan para la contracción muscular. Un incremento de las concentraciones de calcio provoca cambios estructurales en otra proteína denominada el  complejo de troponina C, que activa posteriormente el complejo de troponina para  desprenderse del filamento delgado, permitiendo que el músculo cardíaco se contraiga.

Se han identificado aproximadamente 10 mutaciones en el gen TNNI3 que conducen a cardiomiopatía restrictiva familiar. La mayoría de estas mutaciones cambian los aminoácidos individuales en la proteína troponina I, lo que altera la función de la proteína. Como consecuencia, la proteína alterada no puede unirse a la actina y la relajación del músculo cardíaco se interrumpe, dando lugar a una función anormal del corazón, el flujo sanguíneo deficiente y otros signos y síntomas de la enfermedad, tales como fatiga y desmayos. Las mutaciones en otros genes asociados con la cardiomiopatía restrictiva familiar representan un pequeño porcentaje de los casos de esta enfermedad. Algunas personas con cardiomiopatía restrictiva familiar no tienen una mutación identificada en cualquiera de los genes asociados conocidos. La causa de la enfermedad en estos individuos es desconocida.

Esta enfermedad se hereda con un patrón autosómico dominante, lo que significa que una copia del gen alterado en cada célula es suficiente para que se exprese la alteración. En algunos casos, una persona afectada hereda la mutación de un padre afectado. Otros casos son el resultado de nuevas mutaciones en el gen y ocurren en personas sin antecedentes de la enfermedad en su familia.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con cardiomiopatía restrictiva familiar, mediante la amplificación completa por PCR de los exones del  gen TNNI3, y su posterior secuenciación.

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).