Eritrodermia ictiosiforme no bullosa congénita (Nonbullous congenital ichthyosiform erythroderma) - Genes ABCA12, ALOX12B y ALOXE3

La eritrodermia ictiosiforme congénita no bullosa (NBCIE) o eritrodermia ictiosiforme congénita, es una enfermedad que afecta principalmente a la piel. Algunos niños afectados nacen con una membrana que se suele desprender durante las primeras semanas de vida. Los individuos afectados presentan la piel cubierta de escamas finas blancas y eritema. Algunas personas afectadas tienen los párpados y los labios girados hacia afuera, queratodermia y distrofia ungueal. Además, los recién nacidos con eritrodermia ictiosiforme no bullosa congénita pueden padecer infecciones, deshidratación y problemas respiratorios a una edad temprana. Algunas personas con NBCIE padecen queratoderma palmoplantar y anhidrosis y, en los casos graves, alopecia.

La mayoría de los casos de eritrodermia ictiosiforme no bullosa congénita (NBCIE) son debidos a mutaciones en los genes ABCA12 (ATP binding cassette subfamily A member 12), ALOX12B (arachidonate 12-lipoxygenase, 12R type) y ALOXE3 (arachidonate lipoxygenase 3). Las mutaciones en otros genes, entre los que se incluyen los genes CASP14, CERS3, CYP4F22, NIPAL4 y PNPLA1, se han identificado cada uno en solo un pequeño porcentaje de casos. En algunas personas con NBCIE, se desconoce la causa de la enfermedad.

El gen ABCA12 (ATP binding cassette subfamily A member 12), situado en el brazo largo del cromosoma 2 (2q35), codifica una proteína transportadora conocida como casete de unión a ATP (ABC). Las proteínas transportadoras ABC transportan muchos tipos de moléculas a través de las membranas celulares. En particular, la proteína ABCA12 juega un papel importante en el transporte de lípidos en las células que forman la epidermis. Este transporte de lípidos parece ser esencial para el desarrollo normal de la piel. La proteína ABCA12 también se encuentra en otros tejidos, incluyendo los testículos, la placenta, el pulmón, el estómago, el cerebro fetal y el hígado.

Se han identificado al menos 20 mutaciones en el gen ABCA12 en individuos afectados por la enfermedad. La mayoría de las mutaciones descritas consisten en cambios aminoacídicos individuales en la proteína ABCA12. Estas mutaciones probablemente dan lugar a la síntesis de una proteína con función reducida, lo que deteriora el transporte de lípidos y la formación de las capas de lípidos en el interior de la epidermis. Los problemas con esta barrera protectora son la causa de las anomalías de la piel y a otras características de la enfermedad.

Los genes ALOX12B (arachidonate 12-lipoxygenase, 12R type) y ALOXE3 (arachidonate lipoxygenase 3), ambos situados en el brazo corto del cromosoma 17 (17p13.1), codifican proteínas que se encuentran en la epidermis (12R-LOX y eLOX3, respectivamente). Estas enzimas son parte de una familia de enzimas denominadas lipoxigenasas. La mayoría de estas enzimas ayudan a agregar una molécula de oxígeno a un ácido graso (ácido araquidónico). La adición de una molécula de oxígeno al ácido araquidónico da lugar a hidroperóxidos de ácidos grasos, que se pueden transformar en una variedad de moléculas de señalización. Específicamente, la enzima 12R-LOX y la enzima eLOX3, ayudan a añadir una molécula de oxígeno al ácido araquidónico para formar una sustancia que es posteriormente convertida a una molécula de señalización implicada en la proliferación y la diferenciación de las células cutáneas. Se cree que ambas enzimas desempeñan un papel en la formación y mantenimiento de la capa de grasa de las células que forman la epidermis. La epidermis ayuda a prevenir la pérdida de agua, regula la temperatura corporal y protege contra la infección.

Se han identificado más de 55 mutaciones en el gen ALOX12B y al menos 20 mutaciones en el gen ALOXE3 en las personas con eritrodermia ictiosiforme no bullosa congénita (NBCIE). La mayoría de estas mutaciones cambian aminoácidos en la enzima 12R-LOX o eLOX3. Otras mutaciones dan lugar a la síntesis de una enzima 12R-LOX o eLOX3 no funcional, lo que altera la formación de la membrana lipídica en el interior de las células de la epidermis. Las anomalías de la piel asociadas con NBCIE interrumpen esta barrera protectora, lo que hace más difícil en los niños afectados controlar la pérdida de agua, regular la temperatura corporal y luchar contra las infecciones. Las mutaciones en los genes ALOX12B y ALOXE3 son responsables de la mayoría de los casos de NBCIE.

Esta enfermedad se hereda con un patrón autosómico recesivo, es decir, ambas copias del gen en cada célula deben tener las mutaciones para que se exprese la alteración. Los padres de un individuo con una enfermedad autosómica recesiva tienen una copia del gen mutado, pero por lo general no muestran signos y síntomas de la enfermedad.

Pruebas realizadas en IVAMI: en IVAMI realizamos la detección de mutaciones asociadas  con eritrodermia ictiosiforme congenita no bullosa (NBCIE), mediante la amplificación completa por PCR de los exones de los genes ABCA12, ALOX12B y ALOXE3, respectivamente, y su posterior secuenciación.

 

Muestras recomendadas: sangre extraída con EDTA para separación de leucocitos sanguíneos, o tarjeta impregnada con muestra de sangre desecada (IVAMI puede enviar por correo la tarjeta para depositar la muestra de sangre).