Ancylostoma spp. - Examen microscópico y diagnóstico molecular (PCR)

 

Ancylostoma spp es un nematodo intestinal que afecta a perros, gatos y otros cánidos como zorros, coyotes y lobos. Estos parásitos no afectan a bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, caballos ni aves. Las especies de mayor importancia veterinaria son:

  • Ancylostoma caninum, que parasita a perros y otros cánidos como zorros, coyotes y lobos en todo el mundo. Muy ocasionalmente parasita a gatos y seres humanos.
  • Ancylostoma braziliense, que parasita a perros y gatos, cánidos salvajes y ocasionalmente también a seres humanos. Se da en regiones tropicales y subtropicales de América y Asia.
  • Ancylostoma tubaeforme, que parasita específicamente a gatos y se da en todo el mundo.
  • Ancylostoma ceylanicum, que parasita a cánidos salvajes y ocasionalmente a perros en Asia y ciertos países de América.

Ancylostoma tiene un ciclo de vida complejo. Tras la eliminación de los huevos en las heces, las larvas se desarrollan en su interior y eclosionan en 2 a 9 días. Completan su desarrollo a larvas infectivas del estadio L-III en el exterior, donde esperan al paso de un hospedador adecuado. Las larvas pueden sobrevivir durante semanas en suelos húmedos y frescos, pero no sobreviven mucho tiempo a temperaturas extremas o en suelos secos. Además de los hospedadores finales (perros, gatos, zorros), también pueden infectar a roedores (ratas, ratones) como hospedadores secundarios. En ellos no completan el desarrollo a adultos, pero pasan al hospedador final cuando éste los caza y se los come. Es entonces cuando las larvas penetran en el hospedador final o intermediario por ingestión directa de agua, sólidos o presas contaminadas, o a través de la piel.

Tras la ingestión por el perro o el gato, la mayoría de las larvas L-III llegan directamente al intestino donde completan el desarrollo a adultos, se instalan fijándose a la pared intestinal y comienzan a producir huevos. Sin embargo, algunas larvas penetran al interior del organismo e inician una migración a través de distintos órganos (larva migrans), para finalmente alcanzar la tráquea y, tras llegar a la boca volver a ser tragados. Durante esta migración pueden enquistarse en músculos, grasa u otros tejidos y permanecer en latencia por tiempo indefinido. Por su parte, las larvas que penetran a través de la piel alcanzan el sistema circulatorio, llegan a los pulmones y a través de la tráquea, por tos o estornudos llegan a la boca para ser deglutidos. De allí prosiguen hasta el intestino delgado donde se fijan, completan el desarrollo a adultos y comienzan a poner huevos. Una vez reactivadas, las larvas en latencia en los tejidos pueden llegar a las glándulas mamarias de las madres e infectar a las crías a través de la leche o atravesar el útero y provocar una infección intrauterina.

Este nematodo gastrointestinal provoca la anquilostomiasis. La infección con Ancylostoma puede ser especialmente grave en perros. Los gusanos producen un anticoagulante en la saliva para poder alimentarse de sangre sin que coagule la herida. Al cambiar de sitio, la herida que dejan sigue sangrando, con las consiguientes hemorragias. Como consecuencia, puede producirse anemia por pérdida de sangre que puede ser grave e incluso mortal. Además, suelen darse vómitos y diarrea con heces oscuras (melenas), palidez de las mucosas, pelo desgreñado y seco, así como apatía. En animales jóvenes se altera notablemente el crecimiento y el desarrollo. Las larvas migratorias en los pulmones pueden provocar tos y neumonía.

En seres humanos, no se transmite por contacto directo a partir de las mascotas o sus heces, sino por andar descalzos en lugares infectados con larvas de Ancylostoma. En estos casos, las larvas migran a través de la piel (larva migrans cutánea) donde dejan un rastro de líneas rojas bajo la piel, pruriginosas y que en ocasiones pueden abrirse e infectarse. En general, las larvas acaban muriendo en pocas semanas. Es bastante raro que estas larvas alcancen otros órganos en seres humanos.

 

Pruebas recomendadas para el diagnóstico:

 

El diagnóstico de Ancylostoma spp. se basa en el examen de materia fecal para identificar los huevos eliminados por las hembras.

Pruebas realizadas en IVAMI:

 

  • Examen microscópico para observación de huevos de Ancylostoma spp.
  • Diagnóstico molecular para identificación de especies.

Muestra recomendada:

 

  • Muestra de materia fecal.

Conservación y envío de la muestra:

 

  • Refrigerada (preferido) durante menos de 2 días.

 

Plazo de entrega:

 

  • Examen microscópico: 24 horas.

 

Coste de la prueba:  

 

Consultar a ivami@ivami.com